Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

"Para los piratas, la vida vale menos que una cucaracha"

Los 13 pescadores españoles del 'Playa de Bakio' llegan a España

Los 13 tripulantes españoles del pesquero vasco Playa de Bakio, secuestrado durante siete días por piratas en las costas de Somalia, han llegado hoy pasadas las siete de la mañana a la base aérea de Torrejón de Ardoz (Madrid), en un avión del Ejército del Aire. Tras ser recibidos por la ministra de Medio Ambiente, Medio Rural y Marino, Elena Espinosa, dos aviones han partido con destino a Vigo y Bilbao para reencontrarse con sus familiares. "Lo más duro ha sido aguantar las insolencias de esta gente; para ellos la vida vale menos que una cucaracha y nos trataron muy mal", ha afirmado Amadeo Álvarez, patrón del pesquero, a su llegada a Vigo.

Un Boeing 707 del Ejército del Aire ha trasladado a los ocho gallegos y cinco vascos desde Victoria, capital de las Islas Seychelles, hasta Madrid. Los marinos, tranquilos y en perfecto estado de salud, se encontraban "muy cansados" después de haber vivido sometidos a una "situación de tensión", y han pedido "privacidad", según ha explicado la ministra Espinosa.

Los tripulantes gallegos han aterrizado a las 11.30 en el aeropuerto de Vigo. Una vez en tierra, los tripulantes han sido conducidos a una sala reservada en la que les esperaban sus familiares, así como diversas autoridades, encabezadas por el presidente de la Xunta, Emilio Pérez Touriño.

El aeropuerto vizcaíno de Loiu se ha convertido esta mañana en el punto de encuentro de las familias. "El futuro es hoy" ha sido la expresión utilizada por Fátima, la compañera del marinero Jaime Candamil. "Es un viaje de vuelta, no de ida, y se lleva de otra manera", ha dicho emocionada. A las 12.40 ha aterrizado el avión. Además de las familias, los cinco tripulantes han sido recibidos por el delegado del Gobierno en el País Vasco, Paulino Luesma; el consejero vasco de Agricultura y Pesca, Gonzalo Saez de Samaniego, y responsables de la empresa armadora del atunero. El tripulante vizcaíno Gotzon Clemos ha dado "muchísimas gracias" por el recibimiento y ha destacado que el Gobierno central y el vasco se han portado "divinamente" con ellos.

Tripulantes africanos

Los otros 13 tripulantes del pesquero, todos ellos de procedencia africana, se han quedado en la ciudad egipcia de Luxor, donde el avión hizo una escala tras salir de Victoria, segun fuentes del Gobierno.

Los españoles han permanecido reservados durante el trayecto de regreso a España, según fuentes del ministerio, que han respetado su deseo de privacidad, por lo que no han precisado si volverán a faenar en aguas de la costa africana o el tiempo que permanecerán de vacaciones.

Los liberados arribaron ayer por la mañana al puerto de la capital de las Seychelles tras ser liberados el sábado. "Nos han tratado de forma vejatoria", afirmó el capitán del atunero, Amadeo Álvarez, que no pudo las lágrimas al bajar del barco. "Nunca nos llegaron a agredir", aclaró el capitán del Playa Bakio que, sin embargo, denunció, que no les dejaran comunicarse con sus familias. Álvarez, emocionado a la llegada a puerto, repartió agradecimientos después de pasar casi una semana encerrado en el comedor del atunero: "Gracias de corazón a todos, al Gobierno español, a la fragata. Si no hubiera sido por ellos esto se hubiera alargado más".

"El Gobierno no ha hecho nada que no debía hacer"

La vicepresidenta del Gobierno, María Teresa Fernández de la Vega, ha aclarado que "el Gobierno ha hecho todo lo que debía hacer y nada de lo que no debía hacer". De la Vega ha respondido así a preguntas de los periodistas en rueda de prensa tras el Consejo de Ministros. "El objetivo prioritario ha sido traer a los secuestrados sanos y salvos". La vicepresidenta ha insistido en que habrá más datos con la comparecencia parlamentaria de los ministros de Exteriores, Miguel Ángel Moratinos, y de Agricultura, Medio Rural y Marino, Elena Espinosa.

Más información