El accidente de autobús de Benalmádena impide una reducción drástica de la siniestralidad

18 muertos en la carretera durante el fin de semana, ocho menos que el año pasado.- La mitad de las víctimas mortales son los turistas finlandeses del siniestro del sábado

El trágico accidente de autobús del sábado en Benalmádena, en el que murieron nueve turistas finlandeses, supuestamente provocado por el choque de un vehículo cuyo conductor dio positivo en el control de alcoholemia, ha impedido que la reducción de la siniestralidad haya sido drástica en comparación con las cifras habituales de un fin semana. Un total de 18 personas han fallecido en los diez accidentes mortales de tráfico registrados en las carreteras españolas desde las tres de la tarde del viernes hasta la medianoche de ayer, lo que supone ocho muertos menos que en el mismo periodo del año pasado.

Otras 12 personas han resultado heridas de gravedad, mientras que 35 han sufrido lesiones de carácter leve, según los datos facilitados hoy por la Dirección General de Tráfico (DGT). La jornada más trágica fue la del sábado, con 12 muertos, nueve heridos graves y 32 leves en cuatro accidentes mortales.

Más información
El quitamiedos entró "como una espada" en el bus
El todoterreno del accidente de Torremolinos iba a "velocidad excesiva"

El accidente de autobús, que ha ensombrecido el fin de semana, se produjo al volcar el vehículo en el que viajaban 47 personas de origen finlandés, en la AP-7, tras ser embestido por un todoterreno. Además de los nueve fallecidos, se registraron 19 heridos graves o muy graves, y otros 16 leves. El delegado del Gobierno en Andalucía, Juan José López Garzón, ha explicado que las investigaciones apuntan a que el accidente se produjo cuando el coche, que viajaba a una velocidad "no adecuada" colisionó con el autobús tras chocar con un quitamiedos de la autovía.

A la espera del atestado final

El Fiscal Delegado de Seguridad Vial en Málaga, Francisco Javier Torres Martínez, espera el atestado final de la Guardia Civil para poder calificar si el conductor que conducía el todoterreno pudo ser el causante del vuelco del autobús en el que fallecieron nueve personas y hubo también 38 heridos.

Agentes de la Policía Científica de Finlandia han empezado este mediodía a cotejar las huellas de las nueve víctimas mortales. El sistema finlandés no contempla la identificación por medio de las huellas dactilares y se basan en otros procedimientos. Los pasajeros fallecidos, son seis mujeres, dos hombres y una niña, y en la mayoría de los casos la muerte se debió a "un shock traumático por politraumatismo", según fuentes del Instituto de Medicina Legal en Málaga, que han indicado que los exámenes anatómicos no han finalizado aún.

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS