Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Kate Moss, taxista

La modelo se compra un 'black cab' por 44.450 euros

La supermodelo británica Kate Moss se ha comprado uno de los famosos taxis negros de Londres por 35.000 libras (44.450 euros), informó ayer el dominical Mail on Sunday. Moss, de 34 años, ya se ha puesto al volante. La semana pasada, llevó a sus amigos a casa, desde un pub en el norte de la capital británica.

La modelo es el último de una serie de famosos que ha adquirido un black cab. El actor y actual gobernador de California, Arnold Schwarzenegger, se hizo con uno en 2003 y lo transportó en barco hasta Estados Unidos.

El cineasta estadounidense Stanley Kubrick (1928-1999) también solía ser visto al volante de un taxi negro cerca de su casa en el condado de Hertfordshire, al norte de Londres. Se dice que el actor británico Stephen Fry tenía la costumbre de conducir uno de estos automóviles para no pagar por los aparcamientos.

Pero, según los vendedores de estos vehículos, de los que circulan por las calles de Londres unos 20.000, el verdadero atractivo de los taxis para las celebridades radica en que les proporciona intimidad y discreción. Como opinó el vendedor Ian Butcher, "algunos famosos quieren un coche que sea más anónimo que un Rolls-Royce con chófer".

Sin embargo, Moss no podrá usar su taxi para evitar los atascos circulando por los carriles reservados a autobuses y taxis, pues deberá regirse por las mismas normas que los conductores ordinarios. Moss tampoco se librará de la tasa de circulación de 8 libras diarias (algo más de 10 euros) que deben pagar los automovilistas por acceder al centro de Londres.