Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

La EMT denuncia incumplimiento de los servicios mínimos en el segundo día de huelga

La empresa registra 16 incidencias leves y un seguimiento del 40%.- Los sindicatos lo elevan al 100% y critican el "sesgo" político de la dirección

La dirección de la Empresa Municipal de Transportes (EMT) de Madrid ha denunciado el incumplimiento, aproximadamente al 50%, de los servicios mínimos establecidos en el arranque la segunda de las nueve jornadas de huelga convocadas por los sindicatos en demanda de mejoras salariales. Además, ha contabilizado durante la noche y en el inicio del servicio de la mañana un total de 16 incidencias "poco relevantes". La mayoría son roturas y pintadas en retrovisores, aunque también se han producido dos roturas de lunas y dos ataques con huevos a un par de autobuses, según han informado fuentes de la compañía, que han cifrado el seguimiento de la huelga en un 40%. De nuevo, los sindicatos hablan del 100%.

Los representantes sindicales consideran que el conflicto que les enfrenta a la empresa por la negociación de su convenio colectivo "está tomando un sesgo político", del que acusan al Ayuntamiento por no haber hecho "ni intención" de interesarse en el problema. Según ha dicho el portavoz de CCO O, Alberto Blanco, la segunda jornada de paros, que comenzó la pasada medianoche, ha transcurrido "igual que la del viernes", con ciertos retrasos en las salidas de los coches y 100% de seguimiento. Tras afirmar que todos los sindicatos que integran el comité de empresa (CC OO, UGT, SICAM, CSI y Plataforma Sindical) están "satisfechos" con el desarrollo de la huelga, que según sus datos, transcurre sin incidentes, ha señalado que los paros seguirán, puesto que no ven indicios de que haya "intención de negociar".

Por su parte, la empresa denuncia un grave incumplimiento de los servicios mínimos, especialmente en las líneas que prestan servicio desde las cocheras de Fuencarral A y B y de Entrevías, que ha provocado que 15 líneas -entre ellas las números 7, 59, 80, 126, 136, 143 y las universitarias F, G e I- no hayan tenido ni un sólo coche en circulación a las 9.00, en plena hora punta. Otras "muchas" han pasado la hora punta con un solo coche en servicio y los mínimos no se han cumplido con normalidad completa, según la versión de la empresa, hasta aproximadamente las 11.00. Con todo, el retraso medio en la incorporación de los autobuses al servicio ha sido de más de dos horas y 20 minutos, con un máximo de cuatro horas y 56 minutos en la línea 14.

Refuerzos en Metro y Metro Ligero

Sólo en las cocheras de Entrevías se han acumulado en dos horas hasta 400 horas de retraso entre todos los autobuses. Los responsables de la empresa culpan directamente a los piquetes desplazados por los sindicatos a las cocheras, que han realizado una serie de "maniobras de sabotaje indirecto" para retrasar "intencionadamente" la salida de los autobuses. Lo que han hecho, según han explicado fuentes de la EMT, son inspecciones "exhaustivas y pormenorizadas" de todas las medidas que deben cumplir los vehículos, que han llevado su tiempo y que han motivado la inmovilización de cualquier autobús que, por ejemplo, careciera de uno de los martillos de emergencia. Los servicios mínimos, que sí se cumplieron en la primera jornada de paros, fueron fijados por la Consejería de Transportes de la Comunidad de Madrid, a propuesta del Consorcio Regional de Transportes, entre el 50 y el 60 por ciento respecto a un día laboral normal.

En concreto, en el caso de las jornadas de huelga completa, como la del viernes pasado o la de hoy, el servicio que atiende áreas no cubiertas por la Red de Metro se prestará con el 60% de la dotación habitual de 6.30 a 9 y de 17 a 19.30 y con el 40% fuera de dichos períodos. En las líneas que atienden áreas cubiertas por Metro, los servicios mínimos son del 50% en los períodos indicados y del 40% fuera de ellos. En la red nocturna, los Búhos deben circular con el 50% de la dotación habitual desde la medianoche a las 2.30 y con el 40% el resto del periodo.

Tras el paro de hoy, se repetirán el viernes, 29 de febrero, y los días 3 y 7 de marzo en jornada completa, además de los días 27 de febrero y 5, 10 y 12 de marzo de forma parcial, de dos horas y media por turno. Los paros afectan a los 5.500 conductores de la EMT y a los 2.000 trabajadores de talleres, administración y resto del personal. Más de 1.500.000 personas usan a diario los autobuses de la EMT. Para evitar los colapsos, de nuevo Transportes ha aumentado la oferta de la red de Metro, que pone en las horas punta 16 trenes más (de323 a 339), lo que supone un incremento del 5% y añaden 20 convoyes en las horas valle (de circular 234 a 254), lo que significa un incremento del 10%. En el caso del Metro Ligero, el incremento de la oferta es de un 40% en horas punta y del 25% en horas valle.