El consejero Granados, agredido en el Hospital de Parla

El guardaespaldas de Juan José Güemes evita que éste fuera también golpeado.- Aguirre se libra de la protesta de los vecinos entrando al Infanta Sofía, que abrirá el lunes, por la puerta de atrás .- El PP acusa a Tomás Gómez de haber preparado esta "dosis de talante"

Un grupo de manifestantes exaltados que se encontraba esta mañana apostado a las puertas del Hospital de Parla ha empujado al consejero madrileño de Presidencia e Interior, Francisco Granados, y ha intentado golpear también al de Sanidad, Juan José Güemes, cuando intentaban entrar al recinto para visitar las instalaciones antes de su puesta en funcionamiento en próximo lunes. Los manifestantes han proferido insultos contra el PP y han zarandeado y empujado a los coches de los dos políticos y a sus escoltas. La presidenta regional, Esperanza Aguirre, ha evitado a los manifestantes entrando por la puerta de atrás, abierta para la ocasión. La Policía Local ha intervenido para controlar a los vecinos.

Más información

El acto, que el Gobierno de Madrid sostiene que es sólo una visita pero que el PSM ha recurrido por considerarlo una inauguración en toda regla y en plena campaña electoral, estaba previsto para las once. Pasada esa hora, han llegado al lugar los periodistas, seguidos de Granados y de Güemes. Les esperaban unos 60 vecinos y 35 policías municipales. Entre ellos había miembros de Unión Cívica Republicana que, mostrando la bandera tricolor, protestaban contra una amalgama de asuntos que iban desde el rechazo a la privatización de la sanidad hasta el reclamo de viviendas dignas a precios asequibles. Eugenio Santos, concejal de IU por Parla, que también ha asistido a la concentración, ha declarado que "todos los manifestantes eran vecinos de Parla y no tenían nada que ver con Tomás Gómez".

Los agentes no estaba allí para proteger a los políticos ni para frenar a los manifestantes, sino que también protestaban. En su caso, por los bajos sueldos y las intensas jornadas de trabajo. Esperaban la presencia del secretario general del PSM y alcalde de Parla, Tomás Gómez, ya que mantienen un conflicto laboral con el Ayuntamiento. Pero Gómez ya dijo ayer que hoy no estaría en el hospital, como así ha sido.

Una hora de visita

El primero en llegar, Granados, se ha bajado del coche porque resultaba imposible acceder a las puertas del hospital y, en su camino al centro, ha sido empujado por el grupo de exaltados. Después éstos han intentado golpear a Güemes, algo que su guardaespaldas ha evitado. Sin embargo, no se ha librado de los insultos de "hijo de puta" e incluso un hombre le ha intentado cortar el paso. Mientras tanto, Aguirre se ha evitado la protesta entrando por detrás, por la puerta de Urgencias, que estaba cerrada y que han abierto para ella. La visita, en la que finalmente no ha participado Granados, ha durado una hora, en la que han recorrido las instalaciones del centro. La presidenta se ha hecho una foto con un bebé, al parecer hijo de un miembro de la comitiva de Aguirre.

Posteriormente, en otro acto en la Academina de Policía, Granados ha acusado a Tomás Gómez de haber orquestado esta ruidosa protesta. "Éste es el clima de crispación, violencia, tensión e intolerancia creado por el Gobierno de Zapatero", ha sostenido el consejero, al tiempo que ha hecho directamente "responsable de lo ocurrido" al líder de los socialistas madrileños. "Hoy he recibido una dosis de talante, una dosis de tensión, buen rollo, tolerancia y dramatismo", ha manifestado, para añadir: "Ha sido un espectáculo bochornoso que he vivido, me he librado de recibir estopa de verdad, lo he visto muy negro". Asimismo, Granados ha asegurado que eran "150 energúmenos" los que han intentado atacarle, ha felicitado a sus escoltas y ha criticado a la Policía Local, a los que ha acusado de "escasa diligencia" por llegar tarde "tras varias vueltas".

En respuesta, Gómez ha condenado el intento de agresión y ha exigido al PP que se disculpen por las declaraciones "inaceptables e indencentes" en las que le acusan de alentar el ataque. A la salida del hospital, quedaban cuatro vecinos y los agentes. Güemes se ha acercado a estos últimos para conocer sus reivindicaciones. El Infanta Sofía, inaugurado hace ocho meses por Aguirre, comenzará su actividad el lunes. El centro dará cobertura sanitaria a unos 130.000 habitantes de Parla, Torrejón de Velasco, Torrejón de la Calzada, Batres, Cubas de la Sagra, Casarrubuelos, Serranillos del Valle y Griñón. Este centro es el tercero de los seis hospitales que abrirán sus puertas en febrero y el cuarto en ponerse en marcha de los ocho nuevos construidos por la Comunidad de Madrid, tras el Hospital Infanta Elena de Valdemoro, el Hospital del Henares de Coslada y el Hospital Infanta Sofía de San Sebastián de los Reyes. Todos se abren con retraso, ya que estaban previstos para la anterior legislatura.

Los vecinos de la localidad madrileña podrán usar el Infanta Cristina a partir del lunes COMUNIDAD DE MADRID
Francisco Granados y Juan José Güemes han sido increpados por un grupo de personas cuando acudían al hospital Infanta Sofía, que se abrirá el lunes COMUNIDAD DE MADRID

¿Visita o inauguración por partida doble?

El Partido Socialista de Madrid recurrió ayer ante la Junta Electoral Central (JEC) la visita que por considerarlo "un acto de propaganda en plena campaña para los comicios del 9 de marzo". Gómez explicó que la de hoy es "la segunda inauguración encubierta" que se hace de esta infraestructura, "sin que haya comenzado aún a funcionar a pesar de llevar meses construida". Gómez avanzó además que nadie del equipo de Gobierno socialista de Parla estaría presente en el acto dado el "tinte electoral" de esa inauguración."Estamos en campaña electoral y no estamos dispuestos a que se utilice esta infraestructura -conseguida tras una intensa movilización de nuestros ciudadanos- con tintes electoralistas, como ya hiciera Aguirre hace 8 meses", ha afirmado Gómez. El líder de los socialistas de Madrid exigió además "que se ponga en funcionamiento esta infraestructura con toda la cartera de servicios" porque -en su opinión- la Consejería de Sanidad está "desmantelando los servicios del centro de especialidades de Isabel II y trasladándolos al hospital".Por su parte, los CC OO y UGT consideran el acto un "engaño masivo". Ambos sindicatos dicen sentir "vergüenza ajena" por el hecho de que el PP inaugure "por segunda vez, en dos campañas electorales consecutivas, un hospital que ni tan siquiera está en funcionamiento.

Lo más visto en...

Top 50