Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Correos mantendrá la entrega a domicilio en las aldeas de Galicia

La empresa se compromete a no eliminar por ahora el reparto puerta a puerta tras las protestas de partidos y sindicatos

Correos se ha comprometido hoy a no aplicar en Galicia el decreto que permite a la empresa pública dejar de repartir las cartas puerta a puerta en las aldeas diseminadas, un tipo de asentamiento muy habitual en esta comunidad. Tras la polémica provocada por el proyecto, que ha suscitado el rechazo de partidos políticos y sindicatos, el presidente de la compañía, José Damián Santiago, ha afirmado que el servicio de entrega de la correspondencia "en el futuro" será "igual" al de ahora, es decir, a domicilio.

Una portavoz de Correos ha asegurado que las palabras de Santiago son un compromiso de la dirección de la empresa estatal. La representante de la compañía ha admitido que se está realizando un estudio con el objeto de conocer cuántas casas cumplen los requisitos fijados en el decreto para poder suspender la entrega puerta a puerta de la correspondencia y sustituirla por buzones comunitarios. Sin embargo, ha añadido que el equipo que gestiona Correos no retirará este servicio a ninguna de las viviendas.

El decreto aprobado en abril faculta a Correos a eliminar el reparto de cartas puerta a puerta en "viviendas aisladas o situadas en entornos calificados como diseminados" y que estén "a más de 250 metros de la vía pública habitualmente utilizada por cualquiera de los servicios públicos". Partidos políticos y sindicatos consideran que esta medida dejaría sin la entrega a domicilio a miles de casas gallegas y supondría un grave recorte de plantilla entre los carteros rurales. La central nacionalista CIG ha anunciado movilizaciones de protesta.