Gallardón presenta la futura 'Castellana ecológica'

El Ayuntamiento convertirá el espacio liberado por el soterramiento de la M-30 en un inmenso jardín con playa a modo del Sena y un embarcadero

Estará en Arganzuela, junto al Matadero.
Estará en Arganzuela, junto al Matadero.

Pasarelas peatonales sobre un Manzanares más limpio, un salón de pinos, un embarcadero para practicar remo, carril bici, veladores, aparcamientos para residentes y, lo mejor, una playa urbana junto al Matadero como la del Sena. Todo esto contempla el alcalde de Madrid, Alberto Ruiz-Gallardón, para las 820 hectáreas que quedaron liberadas al soterrar la M-30 junto al río, que pretende convertir en un inmenso jardín lineal, o, como él lo ha llamado, una "Castellana ecológica". El grueso del proyecto, bautizado Madrid Río y que dirigirá el equipo de Ginés Garrido, se ejecutará entre 2009 y 2010 y afecta a seis distritos de la capital. Pero para este mismo año se prevé completar el acerado, la iluminación y las pasarelas peatonales y funcionales. Parafraseando a Quevedo, Gallardón va a colocar a este "aprendiz de río" en el centro de la ciudad.

Más información

Tras la primera fase del proyecto Madrid Calle 30, en la que se produjeron los trabajos "más caros y más molestos para los vecinos" de soterrar la vía de circunvalación de la capital, comienza ahora el periodo para 'vestir' la superficie liberada. Arropado por parte de sus concejales y representantes de la oposición en el espacio teatral del Matadero, Gallardón ha subrayado que Madrid Río, uno de sus proyectos estelares para esta legislatura, es "la referencia de un nuevo Madrid, un proyecto fascinante en el que tenemos que trabajar unidos". El alcalde ha definido este parque lineal como "una Castellana ecológica" que cruzará Madrid por el sur e integrará seis distritos en ambas riberas -Moncloa, Centro, Arganzuela, Latina, Carabanchel y Usera-. Ha asegurado que beneficiará a "los más desfavorecidos, los que en el oeste y el sur han padecido históricamente una peor calidad urbana y de vida".

Por donde antes pasaba la M-30, se levantará un mirador de la cornisa monumental de la capital que tiene cuatro objetivos: la recuperación del río, la ampliación y creación de zonas verdes, la creación de un eje lúdico y deportivo y la urbanización de la zona. Así, un paseo verde de seis kilómetros de largo y 25 metros de ancho en la ribera occidental del río formará el salón de pinos, en el que habrá un carril bici, zonas infantiles, espacios para los mayores y una sucesión de kioscos y veladores. El nuevo parque tendrá más de 26.000 árboles y tres millones de metros cuadrados de zonas verdes, entre las que destaca un espacio entre Marqués de Monistrol y el puente de Segovia y los aledaños de los puentes de Toledo y Andalucía, o el parque de la Arganzuela, que tendrá más jardines.

La limpieza del río

Los senderos de Madrid Río suman 42 kilómetros e incluyen 11 nuevas áreas de juego infantil, seis espacios para mayores, 30 kilómetros de carril bici y 253.601 metros cuadrados de uso deportivo, con 43 pistas nuevas y un embarcadero para remo, además de los contenedores culturales del Matadero y el Mercado de Frutas. Además, prevé la urbanización de las calles que dan al río, para dar continuidad, ampliar aceras, abrir calles y renovar el mobiliario, aportando 250.000 metros cuadrados construidos de dotaciones culturales, de salud y bienestar social. Madrid Río tendrá también nueve aparcamientos para residentes con 4.303 plazas, e irá acompañado de un proyecto de rehabilitación de las viviendas que den a la ribera y otro de recuperación de los puentes.

Con el fin de limpiar el cauce y recuperar el río se construirán 13 kilómetros de nuevos colectores y 27 estanques de tormentas y se la modernizarán las depuradoras. Los bordes se adecuarán para recuperar los cajeros, aumentándolos a veces, y para crear una playa junto al Matadero, similar a la del río Sena en París. Para evitar que el río sea una nueva barrera, se construirán o remodelarán 23 pasarelas peatonales, especialmente entre el estadio Vicente Calderón y el Puente de Praga, para conectar la playa, el parque de la Arganzuela, y los espacios culturales del Matadero y el Mercado de Frutas con el Salón de Pinos. Además, se recuperarán los puentes históricos. "Pronto se podrá pasar bajo el puente de Toledo, el de Segovia unirá la ciudad con la Casa de Campo y el del Rey será de uso ciclista y peatonal", ha dicho el regidor.

Para el desarrollo del proyecto se aprobará, en breve, un plan especial, tras el cual se abrirá un periodo de información pública de dos meses (de febrero a abril) a través de una web, de tres puntos de información y de una campaña de presentación del plan a los consejos territoriales, asociaciones de vecinos, colegios profesionales y grupos de la oposición. Gallardón ha concluido su intervención con unos versos de José García Nieto hablando del Manzanares: "Te oigo contar en voz baja cosas que todos saben de distinta manera y eres la gran ternura que persigue su razón entre tantos contrarios". El regidor ha añadido que el río "estaba desapareciendo, escondido, secuestrado por una infraestructura hecha en una época de desarrollismo por quienes hicieron el Escalextric y pensaban que las ciudades se tenían que levantar en torno a los automóviles". Hasta ahora.

En Madrid sí hay playa. Al menos en el proyecto presentado por Gallardón para el Manzanares. Al igual que París y Roma, Madrid tendrá una zona de playa para tomar el sol así como zonas verdes y pistas deportivas.Vnews

Lo más visto en...

Top 50