Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Ibarretxe amenaza con llevar su propuesta "hasta las últimas consecuencias"

El 'lehendakari', en su mensaje de fin de año, reitera que convocará a los vascos en 2008

El lehendakari, Juan José Ibarretxe, ha reiterado que en octubre de 2008 "dará la palabra" a los vascos, en referencia a su consulta soberanista, y ha asegurado que está dispuesto a llevar su compromiso de diálogo sin exclusiones "hasta las últimas consecuencias jurídicas y políticas" porque la solución "no se basa en ilegalizaciones". Ibarretxe ha hecho mención así a la posibilidad de que se ilegalice a Acción Nacionalista Vasca (ANV).

Juan José Ibarretxe ha declarado que ETA no va a quitar la esperanza de paz a los vascos. Ha reiterado su oferta de diálogo al presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, a quien no retirará "la mano tendida" ni antes ni después de las elecciones generales pero ha advertido de que si se rechaza su propuesta, no se quedará de brazos cruzados.

Ibarretxe ha centrado su mensaje en tres asuntos: la paz, el diálogo y la decisión, para iniciar el próximo año "un nuevo ciclo" que permita "romper con la espiral destructiva de la violencia". El lehendakari ha abogado por "buscar soluciones" exista o no ETA.

2007, "mezcla de frustración y de esperanza"

En su discurso, Ibarretxe ha dicho que el año 2007 "finaliza con una mezcla de frustración y de esperanza" por la "ruptura de la tregua por parte de ETA, con sus dramáticas secuelas de atentados, nos ha vuelto a amargar la navidad, generando un clima de indignación y de hartazgo en la sociedad vasca".

No obstante, ha precisado que "también es cierto" que la ciudadanía no está dispuesta a dejarse "arrastrar, de nuevo, hacia el pasado destructivo". "Ni ETA ni nadie van a conseguir arrebatarnos la esperanza de salir definitivamente del túnel de la violencia y encontrar una solución pacífica y democrática al conflicto político vasco", ha añadido.

Tras indicar que la sociedad vasca "está cansada de la lacra del terrorismo y aburrida" de que, desde la política, no se ofrezcan soluciones, consideró que sí "hay salida".

"ETA mancha al pueblo vasco"

"La violencia y el terrorismo sólo nos han traído muerte y destrucción. ETA mancha el buen nombre del pueblo vasco y, sobre todo, causa un dolor irreparable e injusto en familias y personas inocentes, para las que hoy quiero tener un especial recuerdo", ha destacado. El jefe del Gobierno vasco se ha mostrado convencido de que el 2008 "va a ser trascendental" porque "se va a escribir el futuro de Euskadi para mucho tiempo".

"Como lehendakari, y en nombre del pueblo vasco, le exijo a ETA su desaparición", apuntó. "No queremos ni una víctima más. La violencia tiene que desaparecer y ésa es una decisión que le corresponde adoptar a ETA de forma unilateral e irreversible, al margen de que los partidos alcancemos o no acuerdos políticos", ha señalado.

Para el presidente del Gobierno vasco, el diálogo "es el segundo pilar" de la convivencia "porque, exista o no ETA, se deben buscar soluciones políticas construidas a través del diálogo entre todos".

Sin ilegalizaciones

Ibarretxe no cree "en una solución basada en las ilegalizaciones, en la no aplicación de todos los derechos humanos a todas las personas, a los presos también". "No creo en una solución basada en el recorte de derechos civiles y políticos, en la exclusión de una parte de la sociedad vasca", reiteró.

A su entender, "la violencia se combate más eficazmente con más diálogo y más democracia, no al revés". "Soy un militante del diálogo. He manifestado en numerosas ocasiones mi compromiso para hablar de todo y con todos, sin exclusiones, y estoy dispuesto a llevar este compromiso hasta sus últimas consecuencias jurídicas y políticas", ha resaltado.

"Pero, eso sí, si la oferta de diálogo se rechaza, no nos quedaremos de brazos cruzados, seguiremos adelante", ha concluído.

Barreda: "Discurso más radical"

El portavoz del PP vasco, Leopoldo Barreda, ha declarado que el lehendakari, Juan José Ibarretxe, se encuentra instalado en "una huida hacia ninguna parte" y exhibe el "discurso más radical de la historia del nacionalismo democrático". Barreda ha calificado el mensaje navideño de Ibarretxe de "vacío" y lo ha comparado con "un disco rayado". Además, ha lamentado que el lehendakari "haya sido incapaz de pronunciar en su discurso" la palabra libertad, "clave entre los demócratas". Ante la insistencia de Ibarretxe de convocar una consulta en 2008, Barreda ha afirmado que "resulta evidente que va a haber elecciones anticipadas".

Más información