Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Daniel Craig contra los fundamentalistas cristianos

Varias asociaciones religiosas piden el boicot de la próxima película del actor porque "relata la victoria de Satán sobre Dios"

La última película de Daniel Craig (conocido por su papel de James Bond), La Brújula Dorada, ha sido duramente atacada por algunos sectores y organizaciones religiosas, como la Liga Católica estadounidense, que acusa al filme de relatar la victoria de Satán sobre Dios. Estas asociaciones han pedido a todos los cristianos que no vayan a ver una película que, según afirman, transmite un mensaje ateo y decididamente anticristiano. Daniel Craig ha salido en defensa de la película: Los libros no critican la religión en sí, sino "el mal uso del poder, tanto si es político como religioso".

El film, una superproducción de más de 250 millones de dólares, está basado en la primera entrega de la exitosa trilogía de novelas fantásticas La materia oscura, de Philip Pullman. La saga, que también será protagonizada por Nicole Kidman, relata las aventuras de Lyra, una huérfana que emprende un largo viaje por un universo paralelo para intentar salvar a su mejor amigo.

La historia transcurre en un mundo fantástico en el que Lyra se encontrará con criaturas increíbles, como brujas, ángeles o demonios, y en el que cada humano tiene su ''daimonion'', una especie de espíritu en forma de animal que acompaña a cada persona.

Pero las quejas de las asociaciones religiosas se centran en el hecho de que en que en el universo paralelo descrito por Pullman, la Iglesia es la institución que acapara el poder y es descrita como algo amenazante. "La trilogía fue deliberadamente escrita para promover el ateísmo y denigrar el cristianismo, especialmente el catolicismo", espetó hace unas semanas el Presidente de la Liga Católica, Bill Donohue, que calificó la película como "ateismo para niños".

La campaña contra La Brújula Dorada y la obra en la que se basa está dando poco a poco sus frutos. Los libros de Pullman ya han sido retirados de las bibliotecas de algunas escuelas, como las de la localidad canadiense de Ontario. Además, muchas asociaciones cristianas se han movilizado para que sus integrantes boicoteen la película.

A esta campaña ha respondido el protagonista del film Daniel Craig, que en una entrevista concedida al diario Globe & Mail de Toronto, niega todas estas acusaciones y defiende tanto la película como la trilogía en que está basada. "Estos libros no son anti religiosos. Son contrarios al mal uso del poder, tanto si es político como religioso", afirmó el actor.

"Atacan una película que no han visto"

El director, Chris Weitz, también salido en defensa de su película. "Es una vergüenza que la gente ataque una película que no han visto solo por atacar una historia que no han entendido", afirmó el cineasta en declaraciones a The Christian Post. Pese a reconocer que en sus libros Pullman critica la religión, Weitz matiza que lo hace desde el punto de vista del abuso del poder y su influencia en la política. El director también señaló que esta crítica "va mucho más allá" del catolicismo y recordó que la Iglesia católica lleva desde la Edad Media sin ejercer directamente el poder político a nivel estatal, por lo que no debería sentirse aludida.

La Brújula Dorada se estrena en los cines españoles el miércoles de la semana que viene.