Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Miles de jóvenes secundan la jornada antifascista en siete ciudades españolas

Madrid, Barcelona, Zaragoza, Valladolid, Pamplona y Jaén han sido escenario de las protestas.- Las manisfestaciones han transcurridos sin incidentes excepto en Barcelona

Varios miles de jóvenes han protestado hoy por el asesinato del joven antifascista Carlos Javier P. en marchas y concentraciones convocadas en diversas ciudades que transcurrieron sin incidentes, como en Madrid, aunque en Barcelona hubo siete detenciones y 10 mossos d'esquadra resultaron heridos.

Madrid, Barcelona, Zaragoza, Valladolid, Pamplona y Jaén han sido escenario de estas protestas, en las que se portaban pancartas con lemas como "Stop al fascismo. Viva la solidaridad", "Contra el fascismo y el oportunismo. Día a día acción directa", y que han discurrido entre un gran despliegue policial para evitar enfrentamientos con colectivos de ultraderecha, que estos días conmemoran el 20 de noviembre.

La jornada, convocada por Internet o por diversos colectivos y plataformas, tenía como objetivo protestar por la muerte de este joven antifascista el pasado día 11 en un vagón del metro de Madrid durante una reyerta con neonazis.

Aunque se respiraba tensión, las manifestaciones han transcurrido sin incidentes, salvo en el caso de Barcelona, donde la marcha ha comenzado sobre las 18 horas en la plaza Universidad en dirección a la Plaza de Sant Jaume, para derivar en enfrentamientos entre manifestantes y Mossos d'Esquadra.

A lo largo del recorrido, según la policía catalana, grupos de jóvenes han realizado pintadas en fachadas, cortado algunas calles con contenedores, destrozado mobiliario urbano y lanzado botellas a los agentes, que han detenido a 10 personas.

Tras varias cargas policiales, diez mossos han resultado heridos de distinta consideración, uno de los cuales ha tenido que ser hospitalizado al quedar inconsciente después de recibir un fuerte impacto en la cabeza, mientras que, al menos, un manifestante ha tenido que ser también trasladado a un centro hospitalario.

A primera hora de la tarde en la madrileña Puerta del Sol se congregaban cientos de personas -entre 2.000 según los organizadores y 500 según la policía-, convocados a través de Internet y rodeados de numerosos efectivos policiales, que han cacheado a la mayoría de los jóvenes que se acercaban, especialmente a la salida del metro de Sol.

A pocos centenares de metros, en la Red de San Luis, el partido ultraderechista Alianza Nacional había convocado otra concentración, en este caso contra la inmigración, que no estaba autorizada por la Delegación del Gobierno y que no ha tenido seguimiento.

El Casco Viejo de Pamplona ha acogido una marcha de unas 300 personas; y con media hora de retraso y cierta tensión por la presencia policial, la marcha de Zaragoza ha reunido a varios centenares de jóvenes, que han leído un manifiesto al término de su recorrido, en la puerta vieja del cementerio de la capital aragonesa.

Con el lema "20N antifascista-antirracista. Carlos ni olvido ni perdón", unas trescientas personas han recorrido el centro de la capital vallisoletana en una marcha que ha reclamado también, como en Madrid, la ilegalización de los partidos fascistas "que están con total impunidad en la calle utilizando la demagogia contra la inmigración".

En Jaén han sido unos 200 jóvenes los que, convocados a través de Internet y sin "ninguna estrategia política", han protagonizado esta jornada de protesta en la Plaza de la Constitución, donde se ha leído un manifiesto que rechazaba la muerte de Carlos a manos de "personas intolerantes que usan la violencia para imponer sus ideas".