Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Moratinos cree que las relaciones con Venezuela se normalizarán en breve

El ministro de Asuntos Exteriores defiende la actuación de la delegación española y pide que el incidente entre el Rey y Chavez no oscurezca los resultados de la Cumbre Iberoamericana

El ministro de Asuntos Exteriores, Miguel Ángel Moratinos, ha explicado este martes que el objetivo inmediato de España en sus relaciones con Venezuela es "la rápida recuperación de la normalidad diplomática" y ha mostrado su "convicción profunda" en que, "a partir de los gestos que se están realizando por todas las partes", esa normalidad será efectiva en un "espacio de tiempo relativamente corto".

Moratinos, en comparecencia ante la Comisión de Asuntos Iberoamericanos del Senado para explicar los resultados de la XVIII Cumbre Iberoamericana, celebrada este fin de semana, ha defendido la actuación de la delegación española y ha pedido que el incidente entre el rey Juan Carlos y el presidente venezolano Hugo Chavez no oscurezca los resultados obtenidos en el encuentro multilateral.

"El incidente de la cumbre, por impactante que pueda resultar, no debe oscurecer los resultados" de la cumbre, ha recalcado el ministro. Moratinos, no obstante, no ha podido evitar una referencia al roce entre el monarca español y el presidente de Venezuela, al que don Juan Carlos mandó callar durante una sesión plenaria.

"Me limitaré a subrayar la actitud del Rey, del presidente del Gobierno y de toda la delegación española", ha comentado Moratinos, explicando que "sólo ha consistido en exigir el mismo respeto para las instituciones españolas que el que nosotros mismos mostramos por las de los países iberoamericanos, incluido Venezuela".

El titular de exteriores ha afirmado que las declaraciones de Zapatero, que defendía al ex presidente español José María Aznar de las acusaciones "de fascista" lanzadas por Chavez, "han sido claras y directas"; Moratinos, además, ha reconocido que "las palabras del ex presidente Aznar [que llamó a Zapatero para agradecerle sus palabras] le honran".

El ministro, en cualquier caso, ha insistido en que los acuerdos de la cumbre "no pueden ni deben verse afectados" por lo sucedido. En este sentido, ha destacado compromisos de la Declaración de Santiago como la adopción del Convenio Multilateral de Seguridad Social, que a su juicio es "no de los logros más importantes" de las cumbre iberoamericanas.