Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Miles de personas se manifiestan en el País Vasco contra las detenciones de la cúpula de Batasuna

La Policía disuelve en Pamplona un acto de protesta al que acuden 300 personas y que termina con varios heridos

Miles de personas han secundado esta tarde en Bilbao y San Sebastián las manifestaciones convocadas por la izquierda abertzale en protesta por la detención de 23 dirigentes de Batasuna el pasado jueves. Las marchas se han desarrollado sin incidentes, con un amplio control policial, y con continuos gritos en favor de la independencia.

La primera de las manifestaciones, convocadas en las tres capitales vascas y en Pamplona, se ha producido en San Sebastián. Allí, al igual que en Bilbao, unas 3.000 personas han recorrido las calles de la ciudad bajo una pancarta con el lema Marco democrático para Euskal Herria. Abrir la puerta de la independencia. Viva Euskal Herria libre.

La marcha ha partido a las cinco y media de la tarde del Boulevard donostiarra, precedida por tres dotaciones de la Ertzaintza y encabezada, entre otros, por los miembros de Batasuna, Eusebio Lasa, Karmele Aierbe Iñigo Balda y Juan María Olarra, así como por el secretario general de LAB, Rafa Díez Usabiaga, y la también miembro del sindicato abertzale, Ainhoa Beola.

Similar perfil ha tenido la manifestación de Bilbao, que ha salido media hora más tarde que la donostiarra y donde las caras conocidas han sido las de la miembro de la Mesa Nacional Marije Fullaondo, los antiguos dirigentes Tasio Erkia y Txomin Ziluaga o los ex concejales de EH por Bilbao, Dabi Alonso y Arantza Urkaregi.

Al final de la marcha de Bilbao se ha recordado la convocatoria para el próximo jueves de una "jornada de movilización" en el País Vasco.

La Policía disuelve un acto en Pamplona

Varias personas han resultado heridas y al menos una ha tenido que ser trasladada a un centro hospitalario tras la carga policial que ha tenido lugar esta tarde en Pamplona al disolver la Policía Nacional una manifestación contra la detención de la Mesa Nacional de Batasuna que había sido prohibida.

La manifestación, promovida por personas "próximas al entorno abertzale", fue comunicada ayer por la tarde por la vía de urgencia, según fuentes de la Delegación del Gobierno, que han precisado que no fue autorizada.

A la hora prevista, las cinco y media de la tarde, efectivos de las unidades de intervención del Cuerpo Nacional de Policía se trasladaron a la estación de autobuses. En ese lugar se encontraban unas trescientas personas, de las que "un grupo", según la Delegación, "comenzó a proferir insultos y lanzar objetos contra los agentes" cuando se les comunicó que debían dispersarse con prontitud.