Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Detenidos dos dirigentes de Batasuna por convocar una manifestación proetarra

Joseba Alvarez y Oihana Agirre García, sobre los que pesaba una orden de detención de la Audiencia Nacional, han sido arrestados en San Sebastián

La Policía Nacional ha detenido este martes a los dirigentes de la ilegalizada Batasuna Joseba Alvarez y Oihana Agirre García, sobre los que pesaba una orden de detención de la Audiencia Nacional por convocar una manifestación en favor de los presos etarras el pasado 9 de septiembre, que tuvo que ser reprimida por la Ertzaintza.

La concentración por la que se ha detenido a los dos representantes de Batasuna tuvo lugar el 9 de septiembre, pese a haber sido prohibida por dos veces, cuando unos 300 manifestantes convocados por el autodenominado Movimiento Pro Amnistía por los presos de ETA se reunieron en el centro de San Sebastián, abarrotada por miles de personas en un domingo de regatas. La Ertzaintza actuó con contundencia para disolver la marcha y los enfrentamientos se saldaron con nueve detenidos, entre ellos el portavoz de la ilegalizada Askatasuna, Juan María Olano, y 11 heridos, cinco de ellos ertzainas.

Según informa EFE, su arresto ha sido ordenado por el juez de la Audiencia Nacional Baltasar Garzón, que considera que con su participación en la marcha ambos han incurrido en "reiteración delictiva" por partenencia banda armada. Álvarez y Agirre comparecerán ante el magistrado el próximo jueves, según fuentes judiciales citadas por la agencia.

Incidentes durante el registro

Durante el registro de la vivienda de Joseba Álvarez, en el número 15 de la calle Fermín Calbetón de San Sebastián, se han producido incidentes entre los agentes del Cuerpo Nacional de Policía y los simpatizantes de la izquierda abertzale. El arrestado ha sido conducido a su vivienda y, mientras se producía el registro, han comenzado congregarse en el lugar decenas de simpatizantes de la izquierda abertzale, que han insultado a los agentes que permnecían junto al portal en una furgoneta.

Los gritos y amenazas a los policías fueron en aumento, por lo que se ha desplazado al lugar otra furgoneta policial. Pocos minutos antes de las siete de la tarde, Joseba Álvarez ha salido del portal custodiado por varios policías, momento en el que los simpatizantes de la izquierda abertzale han comenzado a dar golpes y patadas a las furgonetas policiales, mientras el detenido era introducido en una de ellas.

Los incidentes concluyeron cuando ambas dotaciones policiales salieron de la estrecha calle peatonal donde reside el detenido, entre abucheos, zarandeos y patadas a los vehículos policiales. La Policía registró también esta tarde la vivienda de Oihana Agirre, portavoz de la organización de apoyo a los presos etarras Askatasuna.

Respuesta de Batasuna

Tras los arrestos, el dirigente de Batasuna Joseba Permach ha convocado una rueda de prensa en la capital guipuzcoana, según informa Europa Press, en la que manifestó que las detenciones no constituyen una "operación judicial", sino una "operación política contra el independentismo". "La única respuesta y oferta del Estado español y del PSOE es Constitución y represión", ha declarado Permach, señalando que los socialistas pretenden "amedrentar y coartar la actividad política" de quienes trabajan "a favor de la independencia y en contra de la Constitución Española".

Arrestado en Francia un destacado dirigente de la juventud 'abertzale' por su vinculación con ETA

La Policia francesa ha detenido esta mañana en la localidad francesa de Biriatou a Asier Tapia Zulaika, por su presunta vinculación con ETA, informaron fuentes de la lucha antiterrorista. Sobre Tapia Zulaika pesaba una orden internacional de detención y fue un importante dirigente de la organización juvenil Segi, ilegalizada por su vinculación a ETA, según informa Europa Press. El detenido no se personó en el inicio del juicio que comenzó el 7 de febrero de 2005 contra 32 procesados de Jarrai Haika y Segi en la Audiencia Nacional. El fiscal solicitaba en su caso la pena más alta, 111 años y diez meses de prisión por integración en organización terrorista, 17 delitos de daños y tres de incendios en domicilios particulares, al responsabilizársele de llamamientos a la kale borroka. El 6 de marzo de 2001 Tapia protagonizó una rueda de prensa tras la detención de quince dirigentes de la organización juvenil Haika anunciando una "respuesta" a esos arrestos, tras lo que tuvieron lugar diversos episodios de violencia callejera en el País Vasco que causaron grandes daños materiales

Más información