Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
La vuelta al colegio

Tercero de ESO también tendrá prueba de conocimientos mínimos

Aguirre anuncia este examen, que se realiza desde hace dos cursos en Sexto de Primaria, y anima al uso del uniforme

La Comunidad de Madrid someterá a los alumnos de Tercero de ESO a una prueba de conocimientos básicos desde este mismo curso, a imagen de la que desde hace dos años ya se realiza en Sexto de Primaria. Así lo ha anunciado hoy la presidenta autonómica, Esperanza Aguirre, en un colegio público de Alcobendas, a donde ha acudido con motivo de la apertura oficial del curso escolar 2007-2008. Aguirre ha aprovechado para animar a todos los centros escolares públicos de la región a implantar el uso del uniforme entre el alumnos, si así lo "quieren sus consejos escolares".

"Queremos recuperar el valor del estudio, del mérito académico y de la instrucción", ha dicho Aguirre, para precisar que el objetivo del nuevo examen es "comprobar la adquisición de los contenidos esenciales en Lengua, Literatura, Geografía, Historia, Ciencias de la Naturaleza y Matemáticas". En presencia de la consejera de Educación, Lucía Figar, y del alcalde de la localidad, Ignacio García de Vinuesa, Aguirre se ha reafirmado en su decisión de examinar a los escolares de Sexto de Primaria para comprobar su nivel de conocimientos antes de su paso a Secundaria y ha añadido que "en los colegios se están tomando medidas para mejorar los resultados de aquellos alumnos que no llegan a la media del resto de sus compañeros".

Sin embargo, ha objetado que "todavía hay demasiados niños que no dominan lo fundamental", lo que la ha llevado a subrayar su propósito de que "ningún niño tiene que quedar atrás". Como dice el lema anglosajón, no child left behind, ha apuntado en un perfecto inglés. El discurso de la presidenta regional también ha incluido una crítica al Gobierno de José Luis Rodríguez Zapatero. "La Comunidad de Madrid, en ejercicio de sus competencias, ha completado y concretado los planes de estudio o 'currículos' que impone la LOE, que ha eliminado la 'ce' de Calidad que tenía la anterior", ha destacado. Por otro lado, ha recordado que este curso se estrena el Decreto de Convivencia Escolar elaborado por su Ejecutivo para reforzar la autoridad de los profesores y recuperar la disciplina de los alumnos en las aulas, unas nuevas normas que "todos los centros escolares deberán plasmar en reglamentos internos antes de que termine el mes de octubre".

Ni móviles ni videojuegos

Entre las medidas que figuran en ese documento figuran el cuidado de las instalaciones, la asistencia a clase, la prohibición de usar teléfonos móviles o videojuegos en las aulas, y el respeto y trato correcto hacia profesores y compañeros. Además, contempla sanciones que pueden llegar a la expulsión del alumno en casos graves de indisciplina, acoso escolar y agresiones. Sobre el uniforme, la presidenta regional ha sugerido su uso en uno de los aproximadamente 30 colegios públicos de la región que ya tienen implantada esta práctica, el Profesor Tierno Galván de Alcobendas, municipio donde gobierna el PP desde que en las elecciones del 27-M arrebatara al PSOE uno de sus feudos tradicionales.

Antes que ella, había tomado la palabra la directora del centro, Carmen Gutiérrez, quien ha hecho un alegato a favor del uniforme, como método para "minimizar diferencias y disolver tensiones" y hacer que los niños "se sientan iguales y parte de un proyecto común", así como de los valores del "esfuerzo, exigencia y preparación"."La palabra éxito sólo en el diccionario va delante de la palabra trabajo", ha agregado la directora del Profesor Tierno Galván, que integra a niños con discapacidades motóricas y tiene alumnos de 18 nacionalidades distintas.

Por su parte, el alcalde de Alcobendas ha explicado que en este curso escolar dos colegios públicos estrenan enseñanza en español e inglés (el Luis Buñuel y el Castilla), lo eleva a cinco los bilingües hay en la localidad. Además, se ha referido a un plan integral de mantenimiento de los colegios públicos, que se inició en verano en 12 centros, y de otro de vigilancia exterior, también en marcha, para evitar "actos de vandalismo y pintadas". García de Vinuesa ha concluido su intervención comprometiéndose a "garantizar a los padres la posibilidad de elegir en Alcobendas la educación para sus hijos entre enseñanza pública, privada y concertada", algo que "es una novedad en este municipio".