_
_
_
_
_

Desarticulada una red de tráfico de drogas que suministraba al movimiento 'okupa'

Detenidas diez personas.- Incautadas armas de fuego, anfetaminas y cristal junto a propaganda antisistema en varios pisos de Madrid

Una operación de la Policía Nacional ha desarticulado un grupo que traficaba con droga en bares frecuentados por okupas y miembros de colectivos antisistema. Los agentes han detenido a diez individuos (siete hombres y tres mujeres) y han requisado armas de fuego, cuatro kilos de hachís, anfetaminas, cristal y speed, entre otras sustancias, según informa la Dirección General de la Policía y la Guardia Civil.

Más información
Hallado almacén de drogas encubierto en una panadería de Vallecas

La operación comenzó en agosto, cuando la Brigada Central de Estupefacientes empezó a seguir la pista de un grupo de individuos que preparaban una transacción de droga. Los agentes localizaron una furgoneta que ocultaba un doble fondo en el suelo utilizado para transportar droga.

La investigación, que se ha desarrollado en los distritos de Puente de Vallecas, Arganzuela y Carabanchel, ha llevado a la detención de diez individuos, de entre 24 y 39 años. Entre el material intervenido había propaganda relacionada con el movimiento okupa junto a una pistola, un revólver, machetes y puñales, utensilios para dosificar y envasar las dosis de droga y 145.690 euros y 1.232 dólares.

Desde hongos a speed

Además, la Policía encontró en estos domicilios defensas eléctricas y extensibles, botes de spray con gas paralizante y estrellas ninja y requisó también un chaleco antibalas y gran cantidad de munición.

Entre las sustancias estupefacientes intervenidas en esta operación figuran 4,5 kilos de hachís, 860 gramos de anfetaminas, 385 de cristal (MDMA) y 6 gramos de speed. Además, se requisaron diez plantas de marihuana y pequeñas cantidades de LSD, comprimidos y bombetas de MDMA, hongos alucinógenos, y otras sustancias, todo ello preparado para su distribución y venta.

Entre los arrestados figura el responsable del grupo, Guillermo R. L., de 30 años, al que la Policía detuvo tras verse obligada a derribar la puerta de la vivienda que ocupaba, ante la resistencia que opuso este individuo cuando trataban de franquear la entrada.

Parte de la droga decomisada.
Parte de la droga decomisada.EFE

Regístrate gratis para seguir leyendo

Si tienes cuenta en EL PAÍS, puedes utilizarla para identificarte
_
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
_
_