Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Detenido en Parla el hombre que roció a su mujer con ácido

El agresor, que no tiene denuncias por malos tratos, pretendía esconderse en unos almacenes de la localidad madrileña

Sanitarios del Samur con trajes de protección contra el riesgo químico atienden ayer a la mujer.
Sanitarios del Samur con trajes de protección contra el riesgo químico atienden ayer a la mujer. EFE

El individuo de 43 años y origen rumano que roció ayer a su ex mujer con ácido en una calle céntrica de Madrid, en presencia del hijo de ambos, ha sido detenido en la localidad madrileña de Parla, cerca de unos almacenes donde pretendía esconderse. La mujer, Elena U., de 42 años, sufrió quemaduras en el 10% de su cuerpo y se encuentra ingresada en estado grave. La pareja, que tiene un hijo de 19 años que resultó herido al intentar evitar la agresión, vive en precisamente Parla. No constan denuncias por malos tratos contra el hombre, que huyó del lugar nada más atacar a la víctima.

Según han informado fuentes de la Jefatura Superior de Policía, la detención tuvo lugar a las diez y media de anoche en la calle la Fuente de Parla, donde agentes de la Comisaría de la localidad sorprendieron al sospechoso, Adrian U., cuando trataba de ocultarse en un establecimiento de la zona. El detenido dejó ayer a su esposa herida de gravedad al rociarla con un líquido que contiene ácido clorhídrico, que se usa como disolvente en la construcción.

Fue a la altura del número 11 de la plaza de los Reyes Magos, en el distrito de Retiro. El hijo de ambos, de 19 años, intentó evitar la agresión a su madre y se abalanzó sobre su padre. En la refriega, sufrió heridas leves. El marido logró escapar hasta que fue detenido ayer en Parla. Según ha informado la policía, el detenido no tiene antecedentes penales ni se tiene constancia de denuncias por malos tratos.

Sin denuncias por malos tratos

La mujer agredida permanece ingresada en el Hospital de La Paz, donde está siendo atendida de las quemaduras de segundo grado en la cara, el tórax, las manos y las piernas que le causó el líquido químico tóxico que su ex pareja vertió sobre ella. Según el parte médico facilitado esta mañana, Elena presenta quemaduras dérmicas superficiales y profundas en el 10% de la superficie corporal, que afectan fundamentalmente a la cara y las manos. Se encuentra "estable hemodinámicamente, y está pendiente de exploración fibroscópica, que se realizará a lo largo del día, para descartar la ingestión o inhalación de la sustancia química con la que fue atacada.

Por su parte, el hijo de la pareja, que se enzarzó en una pelea con su padre cuando trató de impedir la agresión, resultó herido leve en el forcejeo, con contusiones y esguince de tobillo, de las que fue atendido en el hospital Gregorio Marañón. También resultaron heridos leves una transeúnte, a la que salpicaron unas gotas, y un policía, que se intoxicó al inhalar el líquido. Finalmente, se trata de ácido clorhídrico, una sustancia que también se utiliza como acelerante en las drogas.

Los investigadores creen que es ácido clorhídrico por el olor y el contenido, aunque van a realizar unos análisis clínicos para comprobar al 100% de qué líquido se trata. El producto es de venta legal y se puede adquirir en establecimientos de limpieza industrial y en droguerías al por mayor. Era tan abrasivo que podía intoxicar a los transeúntes, por lo que fue tapado con un producto por los bomberos para "impedir que siguiera emitiendo vapores".