Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
"La democracia ha ganado ya la batalla contra ETA"

"La democracia ha ganado ya la batalla contra ETA"

El presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, habla en exclusiva con EL PAÍS

El presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, arranca este domingo con un mitin en Rodiezmo (León) el último tramo de la legislatura. En una entrevista concedida al director de EL PAÍS, Javier Moreno, que este domingo se publicará íntegra en las ediciones digital y de papel, Zapatero anuncia sus principales objetivos para el curso electoral que arranca, hace balance de sus aciertos y errores en estos tres años y se muestra confiado en obtener el favor de los ciudadanos en la cita con las urnas de marzo de 2008. El presidente se congratula por la última operación contra ETA en Francia y asegura que la banda no tiene ningún futuro.

"La obligación de un Gobierno es combatir, prevenir y luchar por acabar con la violencia terrorista. Más allá de eso, la democracia ha ganado hace tiempo la batalla contra ETA. Sobre ETA sólo cabe pensar cuánto va a durar, nunca lo que pueda conseguir porque no va a conseguir nada", manifiesta Zapatero en la entrevista. "Las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado vienen realizando una extraordinaria labor. La unidad de los demócratas y el aislamiento absoluto "social, político, internacional" de quienes quieren mantener la violencia nos llevará a estar en disposición de ver el final del terrorismo", añade el líder socialista. En la lucha contra ETA, Zapatero no se arrepiente del fracasado proceso de paz: "Intentar salvar vidas vale la pena, aunque uno deje jirones. No es que sólo valga la pena, es que no me lo perdonaría a mí mismo. Sería un presidente sin alma, sin entrañas".

Sobre los meses que quedan antes de las elecciones, Zapatero anuncia nuevos proyectos legales de carácter social. "Quedan más de 30 leyes en el Parlamento y queremos aprobar la mayoría, algunas muy importantes en el área social. Hay que aprovechar la legislatura hasta el último minuto. Nuestro objetivo es que España esté en lo más alto en cohesión social y en sus políticas sociales. Podemos hacer en pocos años lo que en otras situaciones podría haber costado décadas. No gobernaré si no logro un voto más que Rajoy, porque busco una mayoría suficiente que permita gobernar para desarrollar la segunda etapa de un proyecto de progreso y la modernización definitiva de España. Hay tres objetivos fundamentales. El primero de ellos, hacer un país económicamente más competitivo. En segundo lugar, ponernos a la altura de los países con más prestaciones, con más políticas sociales de Europa, y por tanto del mundo. Lo podemos conseguir en materia de educación, en materia de sanidad, en materia de pensiones, en materia de ayuda a la familia, donde hemos abierto un escenario hasta ahora prácticamente inédito. Y en tercer lugar, hacer un país que forje una convivencia constructiva hacia un cambio demográfico que hemos vivido como consecuencia de la inmigración".

Con respecto al PP, Zapatero se muestra seguro de que los ciudadanos preferirán su proyecto al de los populares: "Es evidente que lo que quedará del PP es que Aznar intentó situar a nuestro país en un modelo que ha sido un fracaso rotundo, un modelo de una visión del mundo neoconservadora, que no ha cuajado. Desde el primer momento, yo quise que España estuviera en un lugar en que la historia no nos tuviera que juzgar por una decisión tan equivocada como la que adoptó Aznar con la guerra de Irak".

Sobre el debate acerca del liderazgo de Rajoy y la polémica suscitada por las ambiciones del alcalde de Madrid, Alberto Ruiz-Gallardón, Zapatero afirma: "Es una de las cosas más extraordinarias que uno ha visto. Es el primer partido en el que hay más codazos por ir de número dos que por ir de número uno. Es insólito"

Zapatero también analiza la crisis financiera que ha sacudido los mercados en las últimas semanas: "No hay ninguna repercusión directa en el mercado inmobiliario y en el sistema financiero español. Nuestro sistema financiero, nuestras instituciones colectivas de crédito son de las más solventes del mundo. El mensaje es de tranquilidad y de confianza. Mi opinión es que los tipos de interés y el Euribor deben haber tocado techo".