La Policía impide un matrimonio forzado entre menores en Vicálvaro

Liberada una niña a la que una pareja retenía en una chabola para casarla por la fuerza con su hijo, también menor de edad

Una niña rumana de 13 años ha sido rescatada por la policía tras permanecer 12 horas secuestrada en una chabola del distrito madrileño de Vicálvaro por un matrimonio de compatriotas, que pretendían casarla a la fuerza con uno de sus hijos, de 15 años. Durante su cautiverio, la menor fue golpeada en la cara y la espalda, según ha informado hoy la Jefatura Superior de Policía de Madrid. La pareja, Marcel D., de 36 años, y Argentina D., ha sido arrestada por un delito de detención ilegal. También deberán responder de las lesiones de carácter leve que causaron a la niña.

La niña, que reside en Valencia, se encontraba en Madrid pasando unos días en casa de una tía suya, en el poblado chabolista de la Cañada Real Galiana, cercano a la carretera de Valencia. Los hechos se produjeron la mañana del pasado sábado, cuando la niña salió de casa de su tía a jugar con una amiga, también rumana. Después, acudieron juntas a casa de la segunda.

Pasado un rato, la menor quiso irse, pero los padres de su amiga no la dejaron porque planeaban casarla con un hijo. A mediodía, acudió a la casa un primo del acusado, que se enteró de lo que ocurría y, contrariado por la situación, discutió con Marcel, pese a lo cual éste se reafirmó en su plan.

Hematomas en cara y cuerpo

Sobre las 16.00, el primo aprovechó un descuido para dar su móvil a la niña para que pidiera ayuda. La niña logró contactar con su padre, que estaba en Valencia, al que dijo que estaba encerrada en casa de unos vecinos de su tía que no la dejaban salir. Marcel D. y su mujer se percataron de la llamada, echaron de la casa a su primo y pegaron a la niña, que en el momento de su liberación presentaba golpes y hematomas en los ojos, la cara y el cuerpo. El padre, asustado, viajó inmediatamente desde la ciudad levantina hasta la capital.

Cuando el padre de la niña llegó a Madrid, hacia las 23.00, comprobó que lo que le había contado su hija era verdad y trató de rescatarla, pero sufrió amenazas del matrimonio, que se negaba a devolverle a su hija. El hombre avisó a un coche de la Policía Municipal y presentó una denuncia en la Comisaría de Villa de Vallecas.

Ante la gravedad de la situación, se activó un amplio dispositivo con vehículos uniformados y camuflados para liberar a la pequeña. Su liberación no se logró hasta las 4.00 del domingo, después cuatro horas de gestiones y conversaciones. Marcel D. fue detenido y no quiso declarar ante la policía, mientras que su mujer, con menores a su cargo, no fue trasladada a comisaría, pero deberá comparecer cuando se la requiera. La pareja está acusada de un delito de detención ilegal y de agresión. Debido a las lesiones leves que la pequeña tenía, fue trasladada a un centro médico del distrito. Posteriormente, prestó declaración en la comisaria acompañada por su padre.

Una práctica corriente en Rumania

La edad mínima legal para contraer matrimonio en Rumania es de 16 años, pero la práctica de casar a niños en edad escolar sigue siendo común entre la comunidad gitana del país. Las autoridades hacían la vista gorda, pero la adhesión a la Unión Europea en 2007 está cambiando las cosas.

Lo más visto en...

Top 50