Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

Zapatero afirma que el proceso de regularización de inmigrantes fue necesario y positivo

Desmiente así las declaraciones del primer ministro francés, François Fillon

Villanueva de Oscos

El presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, ha asegurado hoy que el proceso de regularización de inmigrantes que ha llevado a cabo su gobierno fue "necesario, conveniente y positivo" y ha subrayado que "nadie puede trabajar en la ilegalidad". Zapatero se ha pronunciado en estos términos a raíz de la polémica surgida por unas declaraciones del primer ministro francés, François Fillon, en las que aseguraba que el presidente español se arrepentía de haber llevado a cabo ese proceso.

En unas breves declaraciones a los periodistas momentos antes de mantener una reunión con el presidente del Principado, Vicente Álvarez Areces, en Villanueva de Oscos, donde pasa ocho días de vacaciones, Zapatero ha dicho que no se arrepentía de haber hecho el proceso de regularización de inmigrantes llevado a cabo en 2005.

De hecho, el jefe del Ejecutivo ha afirmado que cree que "el gobierno francés va a emitir una nota de aclaración de lo que ha podido ser una mala interpretación".

"Los empresarios no pueden tener trabajadores que estén en la ilegalidad y cuando llegamos al Gobierno había 700.000 inmigrantes en situación de ilegalidad que desde luego mi gobierno no va a consentir", ha subrayado.