Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

"Los terroristas no conseguirán torcer la voluntad de la mayoría"

El Gobierno perseguirá la derrota de los terroristas mediante "la acción judicial, policial y la unidad de los demócratas"

La vicepresidenta del Gobierno, María Teresa Fernández de la Vega, ha expresado la "condena sin paliativos" del Gobierno al atentado de ETA de esta mañana en Durango, en el que dos guardias civiles han resultado heridos al estallar un coche bomba junto a la casa cuartel del Instituto Armado en la localidad vizcaína. Tras señalar que el Gobierno actuará con firmeza frente a los terroristas, ha asegurado que "no conseguirán torcer la voluntad de la mayoría por la fuerza". Por su parte, tras el atentado, Batasuna ha instado al Gobierno a explicar por qué rechazó una oferta de ETA de "desarme definitivo" a cambio del derecho a decidir para el País vasco.

La vicepresidenta ha señalado que el Gobierno "nunca estuvo en tregua" durante el alto el fuego, pero "éramos conscientes de que ETA quería y podía intentar atentar en cualquier momento". En cualquier caso, ha expresado la "voluntad y determinación" del Gobierno de que "todos los terroristas terminen en la cárcel, que es donde deben estar los que quieren imponerse por la fuerza de las armas". "Los terroristas jamás conseguirán torcer la voluntad de la mayoría, no tienen futuro alguno", ha dicho.

Finalmente, ha anunciado que el Gobierno entiende que es fundamental reforzar "tres ejes" para tener éxito en la lucha antiterrorista: "acción policial, acción judicial y unidad de todos los demócratas".

Desarme definitivo

Tras conocer el atentado, el portavoz de Batasuna, Pernando Barrena, ha pedido que el ministro de Interior, Alfredo Pérez Rubalcaba, explique a la sociedad por qué rechazó una oferta de ETA de un "desarme definitivo" a cambio de un acuerdo político que reconociera el derecho a decidir de Euskal Herria. Barrena ha participado en una manifestación de la izquierda abertzale en Bilbao y al final ha leído un discurso en el que ha revelado esta supuesta oferta. Con ese "no rotundo", Rubalcaba y "su Gobierno han apostado por el conflicto armado antes que por el derecho a decidir", ha dicho Barrena, que también ha criticado al PNV y a su presidente, Josu Jon Imaz, por considerar que ha "programado la voladura controlada del tripartito y decidido el futuro con el PNV aliado al Partido Socialista para amarrar el negocio, compartir la gestión y perseguir a la izquierda abertzale".

Barrena ha afirmado que el ministro de Interior "nos encarcelará, detendrá, e incluso puede que intente hacernos desaparecer como sus antecesores, y hará sufrir cuanto pueda a este pueblo" pero "se irá y la izquierda abertzale estará ahí viva y peleando por los derechos nacionales y sociales de este pueblo".