Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

'El Solitario' ya emula a Curro Jiménez

El atracado implica a un ex general y un alto dirigente en la muerte de un pastor

"Jaime Giménez Arbe es un atracador, pero no es un asesino", ha afirmado esta mañana José Mariano Trillo-Figueroa, abogado del delincuente conocido por 'El Solitario'. El letrado ha revelado en el curso de una tumultuosa y abracadabrante rueda de prensa que su cliente quiere denunciar al ex general de la Guardia Civil Enrique Rodríguez Galindo y al ex presidente de la Junta de Extremadura Juan Carlos Rodríguez Ibarra por su implicación en la muerte a tiros de un pastor de Zafra (Badajoz) al que confundieron con el atracador de bancos. "Es un asunto sobre el que echaron tierra", ha agregado el letrado.

Uno de los momentos más increíbles de la rueda de prensa ha sido la ampliación de un escrito rubricado por 'El Solitario': "Yo soy inocente de la muerte de los dos guardias civiles de Castejón (Navarra) y de un policía municipal de Vall D'Uixó (Castellón). Es mi palabra de honor. No soy un asesino y si me he visto obligado a disparar a agentes del orden ha sido siempre contra mi voluntad y para eludir mi detención".

"Jaime -ha continuado el abogado- trabajaba por la liberación del pueblo español. Dice que atracaba bancos porque los bancos son los que atracan a las personas. Su intención era pasar ahora a atracar aseguradoras. Y me ha dicho que cuando ha tenido que sacar las armas y hacer uso de ellas lo ha hecho siempre en legítima defensa", ha señalado Trillo, quien ha dicho además que Giménez Arbe se comparara a sí mismo con Curro Jiménez e, incluso, "se está dejando crecer las patillas" al estilo del célebre bandolero del siglo XIX.

Contra Galindo e Ibarra

Entre los momentos insólitos de la rueda de prensa, celebrada en el Gran Hotel Velézquez de Madrid, Trillo ha proclamado que, por encargo de su defendido, quería denunciar al general Rodríguez Galindo y al dirigente socialista Rodríguez Ibarra por su presunta vinculación con la muerte a tiros de un pastor.

Según el abogado, Giménez Arbe atracó el 1 de mayo de 1996 una caja de ahorros de Zafra (Badajoz) y huyó en un Renault-4 berlina a la que le había colocado plascas de matrícula de un vehículo similar, perteneciente al pastor. El atracador tuvo un intercambio de disparos con una pareja de guardias civiles, en el que él resultó herido en el codo derecho. Pero después, la Guardia Civil mató al pastor, al confundirle con el fugitivo.

En 1996, Rodríguez Galindo era asesor del director de la Guardia Civil y su nombre ya figuraba incurso en los sumarios abiertos para esclarecer el secuestro y asesinato de los etarras Lasa y Zabala en 1983. No obstante, es difícil de creer qué relación podría tener el entonces general con ese supuesto incidente sangriento que nadie conoce.

Por otra parte, el abogado del famoso delincuente ha manifestado que éste no fue quien asesinó a tiros a dos guardias civiles en Castejón (Navarra),el 9 de junio de 2004, y culpó del doble crimen a un compiche de la mafia marsellesa, amigo y compañero de correrías. Sin embargo, Trillo se hizo un lío: primero aseguró que 'El Solitario' no pudo matar a los dos guardias porque el día de los hechos estaba ingresado en la clínica Cemtro, de Madrid, por una operación en una pierna; y más tarde ha rectificado y ha señalado que 'El Solitario' estaba aquel día en el polígono de Cogullada (Zaragoza). "Oyó por la radio lo ocurrido y pensó que había sido la ETA", ha remachado el portavoz jurídico del delincuente.

En medio de un tumulto, entre gritos y risas, muchos de los periodistas han decidido abandonar el salón y dar por terminada la rueda de prensa sin que Trillo hubiera decidido poner el punto final y en el momento en que éste ha decidido hablar en directo para un programa de TVE.