Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
Reportaje:

A El Solitario no le gusta su apodo

Jiménez Arbe rechaza su sobrenombre porque afirma estar rodeado de personas que le quieren.- Argumenta que no podía atracar ya en España de lo conocido que era

El presunto atracador Jaime Jiménez Arbe, El Solitario, asegura que se trasladó a Portugal porque ya no podía continuar asaltando bancos en España de lo conocido que era, incluso con disfraz, ha relatado hoy su abogada portuguesa, Elisa Maia. La letrada de oficio de Jiménez Arbe ha declarado que su cliente quiere cambiar la imagen que la gente tiene de él, ya que "no es ni un asesino ni peligroso", y que no le gusta el apodo de El Solitario, pues está rodeado de personas que le aman. El delincuente se considera un preso "importante" y "con influencias", y "confía" en que alguien haga algo por él y le ayude.

El Solitario ha solicitado formalmente ser trasladado a otra cárcel, ya que no le gusta la prisión lisboeta de Monsanto, la más segura de Portugal, a la que llegó después de que las autoridades penitenciarias lusas le calificaran de preso "peligroso".

Maia ha definido a Jiménez Arbe como una persona "culta, educada, inteligente y tranquila", y ha precisado que El Solitario desea cumplir en España la condena que le puedan imponer en Portugal, ya que opina que las cárceles españolas son "mejores". El Solitario está acusado de cometer una treintena de atracos a bancos en España y del asesinato de dos guardias civiles en Navarra y un policía local en Castellón. En opinión de la abogada, la Fiscalía no presentará la acusación hasta septiembre próximo y el juicio en condiciones "normales" no comenzará hasta febrero de 2008, como mínimo. Sin embargo, ha reconocido que las decisiones políticas y la presión de España pueden llevar a que el juicio esté visto para sentencia antes de finales de año, momento en el que podría ser trasladado a España, ya que es "improbable" que Portugal abdique de su derecho a juzgarlo de los cargos que se le imputan.

Una gramática portuguesa y un diccionario luso-español

Maia ha denunciado la censura y el aislamiento que sufre el acusado en la prisión de Monsanto, que no puede leer la prensa sin que ésta sea aprobada por el director de la prisión, ni hablar por teléfono con sus abogados, incluido el español, quien para ponerse en contacto con su cliente tiene que hacerlo por escrito o trasladarse a Lisboa.

La letrada ha contado que Jiménez Arbe ha pedido una gramática portuguesa y un diccionario luso-español porque desea aprender esta lengua mientras aguarda a ser trasladado a España.

El Solitario, que debe vestir en la prisión un mono naranja, se muestra contento con la comida del centro, aunque ha adelgazado seis kilos desde su entrada en la cárcel, especialmente debido a la huelga de hambre que realizó durante dos días. Según la letrada, Jiménez Arbe afronta de una forma "valiente" su futuro y "dejó la huelga de hambre porque sentía que estaba perdiendo fuerza, tanto física como psicológica".

El abogado español del delincuente, José Mariano Trillo, ha convocado una rueda de prensa para mañana en Madrid, en la que desvelará los detalles de la carrera criminal de su cliente, que, según su letrado, comenzó en 1982 y no en los años 90 como le imputa la policía.

El Solitario fue capturado en julio pasado en una operación conjunta de las policías lusa y española a las puertas de un banco de la localidad portuguesa de Figueira da Foz que se disponía a atracar, y está acusado de haber cometido varios delitos en Portugal, que pueden acarrearle penas de una veintena de años de cárcel.