Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Una avería en un tren con unos 600 pasajeros bloquea el sistema ferroviario de Barcelona

El convoy estaba parado en una zona de difícil acceso entre la estación Sants y Bellvitge.- El incidente obliga a cortar las líneas de cercanías C-2 y C-10

Los cerca de 600 pasajeros de un tren de la línea 2 de Cercanías con destino a Sant Vicenç de Calders han estado atrapados durante más de dos horas en una zona de difícil acceso situada entre la estación de Sants y el barrio de Bellvitge, en L'Hospitalet del Llobregat. Finalmente, el Centro de Emergencias de Cataluña (CECAT) ha pedido a la compañía que libere a los viajeros, lo que ha obligado a suspender la circulación de trenes en Sants. Hacia las 21.00 horas los Mossos y los bomberos han procedido al traslado de los afectados.

Como consecuencia de la incidencia, la línea de Cercanías C-2 ha quedado interrumpida, mientras que la C-10 (que enlaza Sants y el aeropuerto de El Prat) se efectúa con autocares.

Pasadas las diez de la noche, la circulación de los trenes comenzaba a recuperar la normalidad -aunque con retrasos- en la estación de Sants. Según fuentes de Renfe, los retrasos en la circulación de los trenes se mantendrán hasta la conclusión del servicio, prevista para la medianoche.

En la estación de Paseo de Gracia, la gente se agolpaba alterada, e incluso algunas personas golpeaban los cristales del servicio de atención al cliente. Ésto ha provocado la intervención de la guardia urbana, que ha tenido que acudir para calmar los ánimos.

Fuente de Renfe han explicado que técnicos de la compañía se desplazaron hasta el convoy averiado e intentaron conducirlo a la estación de Sants. Según la compañía, los trenes de media y larga distancia han tenido que ser desviados por Vilafranca del Penedès (Barcelona).

Una de las afectadas por el incidente, una periodista de Catalunya Ràdio, ha sido quien ha dado la voz de alarma sobre el hecho. Ha llamado a la emisora desde el tren y ha explicado la situación de desespero de los pasajeros. Según la periodista el tren se paró inicialmente a la altura de Bellvitge y cuando parecía que la avería estaba solucionada, después de dos horas de espera y tras caminar unos pocos metros, el convoy ha vuelto detenerse a la entrada del túnel de la estación de Sants.

La afectada ha explicado que durante la primera hora la compañía ferroviaria no facilitó ninguna explicación a los pasajeros hasta que algunos de ellos, debido a su nerviosismo, se puso en contacto con el servicio de emergencias y los Mossos d'Esquadra y intentaron abrir las puertas.

Después de una hora atrapados se han personado en el lugar diversas dotaciones de Bomberos de la Generalitat para facilitar agua a los pasajeros.