Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Paulino Rivero, investido presidente de Canarias con el apoyo del PP

El líder de la oposición, Juan Fernando López Aguilar, asegura que no dará ni 100 días de cortesía al nuevo Ejecutivo

Santa Cruz de Tenerife

Paulino Rivero ha sido investido hoy presidente del Gobierno de Canarias, para lo que ha contado con el apoyo de los diecinueve diputados de su partido, Coalición Canaria-Partido Nacionalista Canario (CC-PNC), y de los quince del Partido Popular. En contra de la investidura de Paulino Rivero como séptimo presidente del Gobierno de Canarias han votado los veintiséis diputados del PSC-PSOE, cuyo presidente parlamentario, Juan Fernando López Aguilar, ha dicho que no dará al próximo Ejecutivo los cien días de cortesía.

El ex ministro de Justicia ha explicado que no puede dar cien días de cortesía en la oposición a un Gobierno "que lleva 5.000 días de aburrimiento, quince años de clientelismo y enchufismo".

Paulino Rivero ha acusado a Juan Fernando López Aguilar de no aceptar las reglas del juego democrático ni la legitimidad del pacto entre Colición Canaria y el Partido Popular. Además, ha preguntado a Juan Fernando López Aguilar los motivos por los que los socialistas aceptan pactos en lugares en los que no son los más votados y en los que se alían para formar gobiernos que dejan al margen a los partidos mayoritarios.

El apoyo a Paulino Rivero ha llegado de su partido, y así, su portavoz parlamentario, José Miguel Barragán, ha defendido la legitimidad de CC para presidir el Gobierno de Canarias y ha afirmado que el talante socialista "está ausente" del Parlamento autonómico. También el presidente del PP canario, José Manuel Soria, ha criticado a los socialistas, y tras garantizar que mantendrá una actitud de lealtad al próximo gobierno regional, en el que su partido ocupará cuatro de las diez consejerías, ha responsabilizado a Juan Fernando López Aguilar de que el PSC-PSOE se quede en la oposición.

Antes de que Coalición Canaria y el Partido Popular llegasen a un acuerdo para formar gobierno, el PSOE, como partido más votado en las elecciones del 27 de mayo, se reunió con CC para formar el Ejecutivo, pero los nacionalistas rechazaron la oferta.