Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El exceso de velocidad causó el 38% de los accidentes de esta Semana Santa

El ministro del Interior reconoce que "no se han cumplido los objetivos marcados"

"No se han cumplido los objetivos marcados". El ministro del Interior Alfredo Pérez Rubalcaba ha resumido así el balance de víctimas en carretera la pasada Semana Santa, en la que fallecieron 106 personas, seis más del límite fijado por el director general de Tráfico, Pere Navarro. Sin embargo, el ministro no ha querido ser totalmente pesimista y ha subrayado que un análisis de las cifras con cierta perspectiva muestra que la implementación del carnet por puntos "está dando resultados". Para Rubalcaba el dato más preocupante es que en casi cuatro de cada diez accidentes (el 38%) alguno de los vehículos implicados circulaba a una velocidad excesiva.

Pese a que las cifras "no han sido buenas" Rubalcaba ha subrayado que la Semana Santa muestra una resistencia a la rebaja del número de víctimas que no tiene correspondencia el resto del año. Así, el ministro ha recordado que desde que se implantó el nuevo carnet, el pasado 1 de julio, se han registrado 632 muertos menos que en el mismo periodo del año anterior. Y en los tres primeros meses de este año, según sus datos, han fallecido 93 personas menos en las carreteras que en el primer trimestre de 2006, lo cual supone un muerto menos al día.

En cuanto a las circunstancias de los siniestros y de los conductores implicados, el ministro ha detallado que en el 44% de los accidentes, que han provocado el 39% de los fallecidos, se han producido por salida de la vía. El 75% de los fallecidos (74 personas) han muerto en carreteras convencionales, de doble sentido. Y el 27% no llevaba puesto el cinturón, un porcentaje sensiblemente más bajo que registrado el año pasado (45%), lo que lleva a pensar a Rubalcaba que han funcionado las campañas de concienciación para extender su uso.

El ministro ha apostado por "acelerar las medidas que están dando resultados, aunque la Semana Santa no haya sido buena" y en este sentido ha enumerado cuatro vías de actuación: acelerar los cambios legales necesarios para agilizar los procesos de sanción; aumentar el número de agentes encargados del tráfico; poner en marcha a partir de septiembre la asignatura de Educación Vial en los centros de enseñanza; e invertir más dinero (56 millones de euros este año) en construir vías de alta velocidad.

Propuesta del PSOE

Ante el mal dato de los accidentes en carretera en Semana Santa, el PSOE ha apuntado esta mañana que la solución podría pasar por reducir el límite de velocidad en las vías secundarias. Entre las tres de la tarde del viernes 30 y la medianoche de hoy han perdido la vida 106 personas, cuatro menos que el año pasado, en 86 accidentes mortales. Además, han resultado heridas de gravedad otras 62, y 37 han sufrido lesiones leves.

Esta mañana, el secretario de Organización del PSOE, José Blanco, ha admitido que la cifra de 106 muertos es "un dato grave", y ha avanzado: "Igual hay que plantearse que el límite de velocidad de la red secundaria haya que rebajarlo". En declaraciones a Antena 3, el dirigente socialista ha apuntado las tres principales causas de los siniestros de tráfico: imprudencia, consumo de alcohol y el mal estado de las carreteras secundarias (en las que se produce "la mayoría de los accidentes"). Al respecto de este último punto, ha querido resaltar Blanco que estas vías son competencia de las comunidades autónomas, porque "muchas veces parece que las comunidades no existen y todo es responsabilidad del Gobierno de España".

"La responsabilidad de los accidentes en un grado elevadísimo" recae en los conductores que toman decisiones "que vulneran la ley", ha añadido, para concluir: "Lo primero que hay que hacer es concienciar a la gente de que no puede hacer adelantamientos indebidos, de que no puede conducir bajo los efectos del alcohol y de que no puede conducir excediendo la velocidad".