Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

La supuesta fuente policial de Díaz de Mera niega que le alertara de la vinculación entre ETA y el 11-M

El policía dirige un escrito a sus superiores al darse por aludido en las declaraciones del ex director de la Policía Nacional y 'mano derecha' de Acebes ante el juez

La Cadena Ser ha localizado al policía que supuestamente informó de los vínculos entre la organización terrorista ETA y el ataque del 11 de marzo de 2004 en Madrid a Agustín Díaz de Mera, ahora eurodiputado del Partido Popular y director general de la Policía cuando se cometieron los atentados. Este agente es el que presuntamente elaboró el informe que enlaza a ETA con los islamistas radicales. Pero él niega que exista tal vinculación y niega ser el autor de ese supuesto documento.

Fuentes próximas a este funcionario policial han explicado a la emisora de radio que el agente dejó su puesto en la Comisaría General de Información en julio de 2005 y, por tanto, no pudo elaborar ese informe que Díaz de Mera fecha en 2006. Además, el policía sostiene que Díaz de Mera se ha confundido de persona y de informe al declarar al tribunal que juzga los atentados porque ha mencionado un documento sobre el ácido bórico como si fuera un informe que supuestamente vincula a ETA con el islamismo radical.

A la vista de las declaraciones del político, y frente a las posibles repercusiones, este agente se decidió a elaborar un informe policial para sus superiores un día después de la declaración de Díaz de Mera ante los jueces. En este informe el policía "se da por aludido" como posible fuente de información del político, además de reconocer que recibió llamadas suyas.

El agente niega ser autor del informe que Díaz de Mera citó ante el tribunal del 11-M y sostiene que nunca le aseguró que pudiera existir vinculación entre ETA y los islamistas radicales. Además, señala que le advirtió del error que estaba cometiendo al confundir el informe del ácido bórico con el documento que supuestamente vincula a ETA y al terrorismo islámico.

Precisamente, este agente policial está también citado como testigo en el juicio del 11-M para declarar sobre otro aspecto de la investigación y probablemente será interrogado sobre el asunto Díaz de Mera.

Según las fuentes consultadas este funcionario policial mantuvo una relación fluida de comunicación con Díaz de Mera cuando era director general de la Policía. El mismo día 12 de marzo, sólo uno después de los atentados, en una conversación telefónica este agente explicó con claridad al político que el atentado era obra de islamistas radicales y descartó la existencia de cualquier vinculación con ETA.