Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

ETA, dispuesta a "asumir compromisos" si cesan los "ataques contra Euskal Herria"

Dirigentes de la banda reclaman, en una entrevista al diario 'Gara', la presencia de la izquierda 'abertzale' en las elecciones municipales

ETA ha mostrado su disposición de "asumir compromisos firmes con un escenario de ausencia de violencia", siempre y cuando desaparezcan "los ataques contra Euskal Herria". El diario Gara publica hoy, día de la Patria Vasca, una entrevista con los dirigentes de la banda terrorista, tres meses después de la ruptura del alto el fuego permanente con el atentado en la T-4 de Barajas.

La banda se compromete, pero también advierte: si el Gobierno impide la participación de la izquierda abertzale en las próximas elecciones autonómicas, la organización terrorista "lo tendrá en cuenta". La entrevista que publica el rotativo vasco, escrita en euskera a lo largo de cinco páginas, justifica el atentado de Barajas como "una respuesta a los ataques permanentes del Gobierno español".

Los terroristas consideran que el proceso de paz está "bloqueado" porque el Gobierno "no ha escuchado lo que dice el pueblo" y porque los partidos "no han alcanzado un acuerdo político", y culpan a PSOE y PNV de poner obstáculos al acuerdo de negociación.

Bloqueado, pero no roto. "Si desaparecen los ataques, estamos dispuestos a asumir compromisos firmes con un escenario sin violencia, confirmando todos los compromisos del 24 de marzo" de 2006, fecha en la que entró en vigor el proceso de paz hecho público dos días antes y que rompió con el atentado perpetrado en el aeropuerto de Madrid que costó la vida a dos ciudadanos ecuatorianos. Sin embargo, para la organización terrorista "con esa acción ETA no ha roto nada".

"Con la acción de Barajas ETA intenta reconducir el proceso y envía un mensaje claro la Gobierno español para que reflexione: que es necesario respetar los compromisos para que pueda desarrollarse un proceso de resolución del conflicto".

"Es momento de actuar con responsabilidad", aseguran los etarras, que consideran, según informa Gara, que el Gobierno español "no ha actuado con madurez ante el gesto de ETA" y sitúan la territorialidad y el derecho a decidir como claves para resolver el conflicto. El Gobierno tiene capacidad y margen -continúa el texto- para actuar. "La cuestión, sin embargo, es si tiene voluntad y decisión política para dar una salida democrática al conflicto". Además, hablan del proceso de paz y del compromiso que hubo entre la banda y el Gobierno "de que se daría una distensión, como requiere cualquier proceso de resolución" de un conflicto.

Elecciones del 27 de mayo

Por otra parte, la banda terrorista añade en la entrevista que "no puede imaginarse unas elecciones sin la izquierda abertzale", ya que eso "expresaría el fracaso del proceso". Además, puntualiza: su "compromiso es con un proceso que dé un verdadera salida democrática al conflicto".

También se pronuncian sobre el estatus legal de Batasuna y sobre ASB, la nueva formación de la izquierda radical. "No nos sentimos ilegales", lo antidemocrático será, según ellos, no estar representados en los comicios.

Los terroristas hablan del presente, "un momento de actuar con responsabilidad política, no de ingenuidades"; y de la situación del preso Iñaki De Juana Chaos, tras la decisión del Gobierno de concederle la libertad atenuada: "Lo que han hecho con Iñaki (...) puede resumirse en una palabra: chantaje", dicen, al tiempo que valoran la "lucha popular" que provocó el traslado del etarra a un hospital vasco. "Hoy podemos decir que vemos más cerca que hace unos años un estado independiente, aunque aún habrá que trabajar y luchar mucho".

En la portada del diario Gara, y junto a la entrevista -realizada por su director, Josu Juaristi-, una fotografía muestra a dos encapuchados en el momento de realizar las declaraciones; junto a ellos, una grabadora y el anagrama de ETA colgado en la pared. Además, ilustran el resto de páginas varias instantáneas de archivo de políticos como José Luis Rodríguez Zapatero, el presidente francés Jacques Chirac o el líder del PNV, Josu Jon Imaz.