Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Naomi Campbell cumplirá su condena en un edificio público de Nueva York

La modelo fregará el piso del departamento de Sanidad de la ciudad como castigo por pegar a una asistenta

Ya hay lugar y fecha: Naomi Campbell fregará los suelos de un edificio público de Nueva York -el del Departamento de Sanidad- durante cinco días a partir del 19 de marzo, según ha acordado la Corte de Nueva York. La modelo agredió con un teléfono móvil a Ana Scolavino, una mujer que trabajaba limpiando en su casa, tras una disputa entre ambas.

El pasado 16 de enero, la modelo británica reconoció haber golpeado a su asistenta en la cabeza; "Estoy sorprendida por la herida de Ana. Estoy profundamente desolada", dijo ante el juez. Su condena incluía tres castigos: una multa económica (abonaría a Scolavino 350 dólares (unos 270 euros, en concepto de gastos médicos), acudiría durante dos días a una terapia para controlar su ira y realizaría trabajos de limpieza durante cinco días.

Los medios de comunicación desvelaron el pasado mes de noviembre que la modelo estaba negociando un acuerdo con la fiscalía para aceptar su culpabilidad por un delito menor y evitar así el juicio y una posible condena que podía llegar hasta los siete años de cárcel.

Ahora, la actriz ha reconocido su delito y la cosa ha quedado en un fallo menor. Naomi Campbell trabajará como limpiadora la semana del 19 de marzo en un edificio situado al sureste de Manhattan. A pesar de que el abogado pidió que los servicios se realizaran a puerta cerrada, para evitar que las cámaras retratasen a Campbell realizando estas labores, un portavoz de la modelo ha declarado que ésta no tiene ningún problema en cumplir la sentencia, sea donde sea.

No es la primera vez que Campbell, de 36 años, es acusada de maltratar o atacar a empleados. Uno de ellos, Gaby Gibson, de origen rumano, la denunció el pasado año por presuntas burlas e insultos a causa de su pobre manejo del inglés. En esta ocasión, la causa de la airada reacción fue que Ana Scolavino encontró de inmediato unos pantalones vaqueros de la modelo. La propia Campbell ha atribuido sus habituales arrebatos de cólera al resentimiento acumulado por ser abandonada por su padre cuando era una niña.