Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Cameron Díaz gana un pleito contra una publicación que la acusó de engañar a su novio

'National Enquirer' pide disculpas a la actriz y acepta pagar una "sustanciosa" indemnización

La actriz estadounidense Cameron Díaz ha ganado una demanda por libelo contra el grupo editorial American Media Incorporated, por unas afirmaciones aparecidas en mayo de 2005 en la página web de National Enquirer que la acusaban de engañar a su novio de entonces, Justin Timberlake, con un hombre casado. En una vista en el Tribunal Superior de Londres, los abogados de Díaz han aceptado en su nombre una compensación económica de un valor indeterminado por los daños derivados de la publicación de ese artículo en el portal estadounidense.

El hecho de que el texto, titulado algo así como ¡Cameron, sorprendida con otro!, se difundiera por Internet ha permitido a la actriz presentar su demanda en el Reino Unido en lugar de en Estados Unidos, donde tiene su sede el grupo editorial. El abogado de Díaz, que el mes pasado anunció la ruptura de su relación con Timberlake después de cuatro años, ha explicado al tribunal que el artículo en cuestión decía que la actriz había protagonizado una "sesión de besuqueos" con Shane Nickerson, el productor de su programa en la cadena de televisión MTV.

El artículo iba acompañado de fotografías en las que Nickerson, casado, y Díaz, aparecían juntos, aunque no en actitud claramente amorosa. Según el abogado de la actriz, Simon Smith, el periodista asumía también que la publicación de esas imágenes iba a "poner en peligro el futuro de una de las parejas más famosas de Hollywood". National Enquirer citaba al publicista de la joven desmintiendo que existiera un idilio entre la pareja, pero al mismo tiempo pedía a sus lectores que juzgaran por ellos mismos.

Smith ha explicado ante el tribunal que, tras una queja de la artista, la publicación retiró el artículo y las fotos de la página web, que tampoco aparecieron en su edición impresa en el Reino Unido. El representante legal de la publicación, Sam Howard, ha pedido disculpas por la angustia causada a Cameron Díaz, Timberlake, Nickerson y la mujer de éste, a la vez que ha aceptado al pago de una "sustanciosa" indemnización a la actriz. Howard ha reconocido que las polémicas afirmaciones no tenían base y jamás debieron haber sido publicadas.