Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

La tumba de James Brown sigue vacía

El cantante, que murió en Navidad, aún sigue sin enterrar por una disputa familiar

El cantante estadounidense James Brown murió el día de Navidad a los 73 años, pero aún podido ser enterrado por culpa de una disputa familiar en torno a su herencia. El conflicto enfrenta a Tomi Rae Hynie, que asegura ser la viuda del conocido como padrino del soul, amén de madre de un hijo suyo, con varios vástagos que tuvo con otras mujeres. De hecho, la mujer asegura que el músico fue enterrado tras el funeral, y luego tuvo que ser exhumado al estallar la disputa, según informa el diario británico The Times.

“Lo enterraron sin decírmelo. Lo leí en el periódico al día siguiente y cuando se enteraron de que me había enfadado tanto exhumaron el cuerpo”, ha dicho Hynie en una entrevista. “Lo devolvieron a la funeraria cuando supieron que estaba furiosa porque no quería que le enterraran hasta que no construyeran un mausoleo”, ha añadido. Sin embargo, el jefe de la funeraria de Georgia al cargo del cuerpo ha negado que lo hayan enterrado y asegura que sigue en un ataud sellado y con la temperatura bajo control en la casa que tenía el cantante en esa ciudad norteamericana.

Hynie dice que se casó con el cantante después de que éste le contrata como corista hace una década, y que juntos tuvieron un hijo, bautizado como James y que ahora tiene cinco años. Sin embargo, la mujer estaba ya casada con un inmigrante paquistaní cuando se unió a Brown, y aunque este matrimonio se declaró luego nulo no está claro que no restara validez al otro. En julio de 2003, tras una pelea, el cantante contrató un anuncio de una página en una revista de Hollywood para anunciar su ruptura.

Sin embargo, según Hynie siguieron viviendo juntos. El abogado del cantante ha solicitado que se someta al hijo de la mujer a un test de ADN para comprobar si Brown es su padre.