Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
La ofensiva terrorista

Las labores de recuperación del cadáver del segundo fallecido en el atentado se alargarán hasta mañana

El cadáver de Diego Armando Estacio fue hallado hacia las 2.30 en el interior de su vehículo. - Carlos Alonso Palate recibe sepultura en su localidad natal en Ecuador

Los servicios de emergencia trabajan desde las dos de la madrugada en las inmediaciones del vehículo de Diego Armando Estacio, el segundo ciudadano ecuatoriano desaparecido tras el atentado perpetrado por ETA en el aeropuerto de Barajas. Los trabajos se están realizando de manera minuciosa con el fin de liberar el cuerpo del amasijo de hierros y de los escombros donde se encuentra atrapado. De hecho, las labores de recuperación del cadáver llevarán por lo menos 17 horas, según ha asegurado el director de Emergencias y Protección Civil, Alfonso del Álamo.

Según la última comparecencia de Del Álamo, el vehículo en el que se encontraba el joven ecuatoriano de 19 años no ardió en la explosión de la furgoneta bomba aparcada en el módulo D de la T-4 por la banda terrorista por lo que "se mantiene la esperanza de que se pueda identificar con los procedimientos ordinarios".

Como ya adelantó esta mañana el alcalde de Madrid, Alberto Ruíz-Gallardón, el responsable de Emergencias ha reiterado que las labores de recuperación del cadáver no finalizarán hasta dentro de 17 horas; después, tardarán cuatro o cinco horas más en la limpieza y la recuperación manual del cuerpo. "El acceso a la zona es de riesgo importante", ha dicho.

Del Álamo fue quien confirmó de madrugada el hallazgo del cuerpo sin vida de Estacio. Los equipos de rescate observaron a través de una cámara de reducidas dimensiones el brazo y la parte interior del antebrazo del joven ecuatoriano. Una vez constatado que el cuerpo se encuentra en el interior del vehículo, los trabajos de rescate se centran en llegar hasta el turismo por la parte de atrás. Del Álamo ha destacado la "debilidad de toda la estructura" del aparcamiento siniestrado, que, se encuentra en "punto crítico".

Hasta ayer por la mañana el personal de los bomberos y la Policía Científica buscaba el coche de Diego Armando Estacio en la segunda planta del aparcamiento, la misma donde estalló la bomba, pero la novia del joven de 19 años desaparecido rectificó su localización y aseguró que se encontraba en la primera planta. En ese lugar y con el uso de microcámaras se localizaba ayer, sobre las nueve de la noche, el vehículo. Un portavoz de Emergencias Madrid ya había advertido entonces que el vehículo se encuentra en una zona de muy difícil acceso.

Los familiares del joven ecuatoriano han decidido que, una vez recuperado el cadáver, éste sea repatriado a su país, como ya se hizo ayer con el de Carlos Alonso Palate.

Enterrado en Picaihua

Mientras, la otra víctima de este atentado, Carlos Alonso Palate, ha recibido sepultura esta mañana (medio día hora peninsular española), en su localidad natal, Picaihua. Palate murió por asfixia y aplastamiento cinco minutos después de la explosión de la furgoneta bomba, según los resultados preliminares de la autopsia a los que ha tenido acceso ELPAIS.com de fuentes jurídicas y forenses.

El avión de la Fuerza Aérea española que despegó ayer pasadas las 18.30 de la base aérea de Torrejón de Ardoz (Madrid) con su cadáver aterrizó a las 00.10 hora local (las seis y diez minutos en la España peninsular) en el aeropuerto de Quito. Allí fue recibido por delegados de la Embajada de España. Después fue trasladado a su localidad natal, a unos 230 kilómetros de la capital ecuatoriana, donde llegó en torno a las tres de la madrugada (hora local). Horas después ha sido enterrado.

La familia de Palate, que viajaba acompañada por un equipo de tres psicólogos del SAMUR y por la secretaria de Estado para Iberoamérica, Trinidad Jiménez, fue despedida en la base aérea madrileña por los ministros del Interior, Alfredo Pérez Rubalcaba, y de Defensa, José Antonio Alonso. En el acto de despedida de Palate estuvieron también presentes la presidenta de la Comunidad de Madrid, Esperanza Aguirre, el secretario general del PP, Ángel Acebes, y el secretario ejecutivo de Seguridad y Justicia de ese partido, Ignacio Astarloa.