Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Un lío de banderas en el Gobierno catalán

ERC retira primero el pendón español del tejado de una consejería, luego traslada el catalán y los dos vuelven a su sitio tras la intervención de Montilla

La sede de la Consejería de Gobernación de la Generalitat de Cataluña, dirigida por ERC, ha amanecido hoy sin banderas oficiales en los mástiles habilitados al efecto en el tejado. Tras arriar ayer la española, hoy ha corrido la misma suerte la catalana, que sin embargo sí ondeaba en el primer piso de la fachada. El presidente autonómico, el socialista José Montilla, ha conminado a su responsable, Joan Puigcercós, a "cumplir la ley" y volver a colocar ambos pendones en su lugar oficial, según fuentes de la Presidencia catalana. Y esta mañana mismo las dos han regresado a la azotea.

El diario La Vanguardia informa hoy de que la decisión de quitar la bandera española del edificio, situado en la Via Laietana de Barcelona, la tomó el Puigcercós, que también es secretario general de ERC. El pendón lo colocó en el edificio su antecesor en el cargo, el socialista Xavier Sabaté, hace seis meses. Sabaté hizo instalar tres mástiles en el tejado para las enseñas española, catalana y europea.

Al inicio de la anterior legislatura (en la que, como en ésta, ERC y los socialistas gobernaron en coalición junto a ICV), el primer responsable de la cartera, el republicano Joan Carretero, decidió retirar la bandera española del edificio. La decisión la mantuvo su sucesor, su compañero de partido Xavier Vendrell. La banderá sólo volvió a su sitio con la salida de ERC del primer gobierno tripartito y la llegada a la Consejería de Sabaté.

Una decisión por barrio

Al parecer, la elección de las banderas en el Gobierno catalán va por barrios. Mientras que en algunas consejerías, como la de Acción Social y Ciudadanía, sólo ondea la catalana, en otras, como Innovación, Empresa y Universidades, no hay ninguna. De los departamentos que dirige ERC, sólo en el de Cultura se muestra la española, según informa el citado diario.

La ley obliga a que la bandera española "ondee en el exterior y ocupe un lugar preferente" en el interior de todos los edificios de la Administración central, autonómica, provincial y municipal. El consejero de Política Territorial y Obras Públicas, el socialista Joaquim Nadal, ha querido restar importancia a la polémica en declaraciones a la televisión autonómica catañana: "Las imágenes [de las banderas ondeando] no pueden traicionar una realidad más compleja y plural".

Y ha añadido, en referencia a la obligatoriedad de que se muestren ambos pendones: "Yo no cogería el caso concreto, sino la norma general de cómo el Gobierno catalán cumple la ley" en el Palacio de la Generalitat y en el Parlamento autonómico. El departamento de Presidencia, que dirige el presidente Montilla, ha puntualizado que todas las consejerías deberán "cumplir la ley". A mediodía el Departamento de Gobernación ha vuelto a colocar en su azotea las banderas catalana y española. ¿Será el fin del enredo?