Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Imputados cinco 'mossos d'esquadra' por golpear a un hombre al que detuvieron por error

El ciudadano rumano fue confundido con un miembro de una banda peligrosa.- La paliza recibida le causó heridas graves

Una juez de Barcelona ha imputado a cinco agentes de la policía autonómica de Cataluña por los presuntos delitos de tortura, detención ilegal y lesiones contra un ciudadano rumano al que arrestaron por error en agosto creyendo que pertenecía a una peligrosa organización de delincuentes.

Luician Paduraru presentó una denuncia contra la policía en la que aseguraba que, tras su arresto en la calle Ausias March, los policías —dos cabos y tres agentes— le golpearon de manera desproporcionada durante su traslado a la comisaría central de los Mossos D'esquadra y una vez en ésta.

Según su versión de los hechos, uno de los agentes llegó a apuntarle con una pistola en la cabeza durante el traslado, asegurándole que si no confesaba sus supuestos crímenes ante el juez le matarían. Los agentes han sido citados a declarar el 5 de diciembre; la juez ha pedido las cintas de vídeo que grabaron las cámaras de la comisaría ese día, pero la policía autonómica ya le ha informado verbalmente que han sido borradas.

El informe del forense que atendió a Paduraru señala que tenía fuertes golpes por todo el cuerpo, que le causaron heridas graves por sufrir hemofilia. Se da la circunstancia de que la novia de Paduraru también ha denunciado a la policía autonómica porque ese mismo día fue arrestada y tratada con violencia.

Según el relato de la Cadena Ser, los agentes se dieron cuenta de su error cuando Paduraru ya estaba en los calabozos de la comisaría. Entonces, se dirigieron a su casa y procedieron a registrarla en busca de cualquier indicio que permitiera justificar su arresto.