Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Otegi se compromete a "ir pueblo a pueblo" para acabar con la violencia callejera

Atacados con artefactos incendiarios los juzgados de Estella

Estella / Bilbao / Madrid

Un grupo de desconocidos ha lanzado tres artefactos incendiarios contra los juzgados de la localidad navarra de Estella. Sólo la fachada del edificio ha sufrido daños, aunque de poca importancia, según ha informado la Cadena Ser. El portavoz de Batasuna Arnaldo Otegi ha negado que su formación esté detrás de estos brotes de violencia callejera, pero se ha comprometido a "ir pueblo a pueblo a intentar que no exista". El Gobierno ha hecho hincapié en que el proceso de paz "no va avanzar si no se acredita nítidamente la voluntad [de ETA] de abandonar la violencia de manera definitiva".

El suceso ha tenido lugar a las 7.15 de la mañana. Hasta el lugar se han desplazado artificieros de la Guardia Civil, según ha informado la policía municipal. La fachada del edificio, que ya ha sido objeto de ataques de este tipo anteriormente, ha quedado ennegrecida por el fuego. La alcaldesa de la localidad, la socialista María José Fernández, ha condenado el ataque, celebrando en cualquier caso que "afortunadamente no ha cumplido su objetivo", y ha señalado que "éste no es el camino. Los temas no se resuelven con bombas, pistolas ni cócteles molotov". Por su parte, el portavoz del Gobierno navarro, Alberto Catalán, denunciado que estos hechos "atacan la vida cotidiana y habitual de los ciudadanos".

El portavoz de Batasuna, Arnaldo Otegi, ha dicho que en sus reuniones con el PSOE y el PNV se ofreció a "desactivar todas las expresiones de violencia", aunque a cambio pidió que estos partidos —que gobiernan, respectivamente, en España y el País Vasco— "hagan lo mismo" en lo que se refiere a actuaciones policiales y judiciales. Otegi se ha quejado en una entrevista concedida a la televisión pública vasca de que se les responsabilice por la violencia callejera, pero al tiempo se ha comprometido a "ir pueblo a pueblo a intentar que no exista la que supuestamente nosotros organizamos, cosa que no es cierta".

El Gobierno no aceptará "chantajes"

El líder radical ha repetido que el proceso de paz está en "crisis", y ha apuntado como solución "un compromiso nítido, fundamentalmente de las fuerzas políticas de este país, para acordar el método mediante el cual ponemos en marcha el diálogo multilateral y la agenda política". En su opinión, "ETA está haciendo una apuesta sincera por buscar una solución democrática al conflicto", y ha dado "muestras fehacientes" de ello —entre otras, no matar en tres años—.

A primera hora de la tarde, tras la reunión del Consejo de Ministros, la vicepresidenta primera del Gobierno, María Teresa Fernández de la Vega, ha hecho hincapié en que "no va a avanzar si no se acredita nítidamente la voluntad [de ETA] de abandonar la violencia de manera definitiva". El Ejecutivo se va a tomar "todo el tiempo que sea necesario" para acreditar de forma inequívoca la voluntad de la organización terrorista de abandonar las armas, y no aceptará, según De la Vega, "pulsos, presiones o chantajes, vengan de dónde vengan".