Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Paul McCartney, acusado de malos tratos a su ex mujer

Fuentes del entorno del cantante niegan tajantemente los hechos

Eran para muchos la pareja perfecta. Sin embargo, según se van conociendo detalles del matrimonio del cantante Paul McCartney con la modelo Heather Mills, esa imagen ideal se hace pedazos. El último jarro de inmundicia sobre la imagen de la pareja lo arroja hoy el diario sensacionalista británico Daily Mail, que asegura que en la demanda de divorcio de Mills se incluyen acusaciones de malos tratos por parte del ex beatle.

El diario no se queda en generalidades y entra en detalles escabrosos. Así, asegura que el comportamiento del músico era habitualmente dominante, violento y que su carácter se veía alterado frecuentemente por el alcohol o las drogas. En una ocasión, detalla que atacó a su esposa con el cristal roto de una copa de vino. En otra ocasión, en agosto de 2003 mientras estaban en Long Island, McCartney respondió de manera agresiva cuando ella le preguntó si fumaba marihuana.

De momento Mills, de 38 años, no ha confirmado la noticia. McCartney, de 64, tampoco lo ha hecho públicamente, aunque fuentes cercanas al músico citadas por el vespertino Evening Estándar aseguran que se trata de una campaña sucia impulsada por su ex esposa. "Esto viene de una mujer que tiene un problema con la verdad. Este documento ha sido filtrado con la intención muy específica de perjudicar la reputación de Paul", ha agregado la citada fuente.

"Ella ha llevado a cabo una campaña de relaciones públicas con fotos, historias filtradas y ahora esto. Paul niega completamente esta versión de los acontecimientos. La sugerencia, por ejemplo, de que él le apuñaló con una botella de vino es una acusación atroz que tiene la intención de perjudicar su reputación", asegura.

Motivos económicos

Pero Evening Estándar cuenta también algunas de las supuestas acusaciones, como que el cantante llegó a pedir a la modelo que no amamantara a su hija Beatrice. Desde el entorno del cantante se ve una explicación económica detrás de estas acusaciones: los documentos donde se vierten estas acusaciones forman parte del argumento para pedir una parte de la fortuna del cantante (estimada en unos 825 millones de libras, equivalente a unos 1.232 millones de euros).

El bufete de abogados Mishcon de Reya, que representa a Mills, no ha querido confirmar la veracidad de los documentos. No obstante, ha indicado en una nota que "la firma de abogados puede confirmar que Heather Mills McCartney apoya todo lo que se ha entregado al tribunal en su nombre y tiene la intención de probar esta verdad en su debido momento, si ello fuera necesario".

Mills, que perdió una pierna en accidente de tráfico en 1993, designó al bufete Mishcon de Reya a principios de este año y su caso está a cargo del abogado Anthony Julius, que también representó a la princesa Diana cuando se divorció del príncipe Carlos en 1996.