Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
La investigación del 11-M

Rubalcaba: "La conspiración la protagonizaron ustedes para engañar a los españoles"

El ministro del Interior acusa al PP de "inventar intrigas y tramas folletinescas" para "tapar sus vergüenzas" respecto a la matanza

El ministro del Interior, Alfredo Pérez Rubalcaba, ha respondido esta tarde a la interpelación del portavoz parlamentario del PP, Eduardo Zaplana, que le ha preguntado sobre las supuestas "sombras" de los atentados del 11 de marzo de 2004. Rubalcaba ha sentenciado que sí "hubo una conspiración: la que protagonizaron ustedes para engañar a los españoles", en referencia a los intentos del PP de culpar a ETA de la matanza. Además, ha acusado al PP de "inventar intrigas y tramas folletinescas" para "tapar sus vergüenzas" y "ocultar la verdad".

Zaplana ha cuestionado al ministro por las "incesantes revelaciones" sobre los atentados que, según él, "confirman más sombras que luces". Zaplana ha enumerado los supuestos agujeros negros en la investigación que ha ido señalando El Mundo -sin mencionar en ningún momento a este diario- y ha asegurado que el Gobierno tiene "una excelente oportunidad de aclarar a la gente lo que pasó" porque el tema "interesa y mucho a la sociedad española". El ministro ha comenzado su intervención recordando a las víctimas del 11-M, "191 personas que vivían y trabajan entre nosotros y como nosotros", para después detallar brevemente las actuaciones del anterior Gobierno del PP hasta que se produjo el traspaso del poderes al PSOE.

Las dos "grandes paradojas"

Así, Rubalcaba ha hablado de las primeras detenciones y de los siete islamistas que se inmolaron en Leganés, llevándose por delante al geo Torronteras. "Se produjeron 42 detenciones" hasta que Acebes dejó su cargo como ministro del Interior y el propio número dos del PP dijo en su día que el "núcleo central del 11-M estaba o detenido o muerto". "Hoy, el Gobierno actual comparece una vez más para explicar lo que hizo el Gobierno anterior", ha subrayado Rubalcaba, para hacer hincapié en las dos "grandes paradojas" de la interpelación del PP: que la haga Zaplana, que era ministro cuando el 11-M, y que le responda él mismo, que no lo era. Y la segunda "y mayor paradoja", según Rubalcaba, es que el PP critique lo que hizo cuando estaba en el poder y que desacredite la labor de la justicia y de las Fuerzas de Seguridad del Estado.

En este punto, el ministro del Interior ha repasado las dos versiones que el PP y sus medios afines suelen esgrimir cuando hablan del 11-M. La primera versión apunta a que al PP les ocultaron las pruebas los encargados de la investigación y la otra versión, "la más siniestra", es que hubo una "conspiración para echar" al PP del poder "con el PSOE detrás". Según Rubalcaba, la oposición defiende ambas teorías por su "necesidad de reescribir la historia" y su "necesidad de responder a las órdenes" de alguien "que no se sienta en Génova", en clara referencia a José María Aznar.

Además, Rubalcaba ha defendido una y otra vez el "trabajo exhaustivo" y la "tarea ingente y bien hecha" de las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado, ha recordado a Zaplana que son los jueces los que toman las decisiones en relación al caso abierto en la Audiencia Nacional y ha subrayado la "conclusión unánime" de todos los debates y comparecencias en la cámara y de las pesquisas policiales y judiciales: que los responsables de los atentados de Madrid "fueron islamistas y no ETA". Para Rubalcaba, sólo falta la celebración del juicio para completar esta "certeza" y es el nerviosismo por su cercanía lo que lleva al PP a hacer interpelaciones como la de esta tarde.

"La verdad a cualquier precio"

Rubalcaba ha criticado uno a uno los tres personajes que suele citar el PP para sostener sus teorías sobre el 11-M: Rafa Zouhier, José Emilio Suárez Trashorras y Francisco Javier Lavandera. Sobre ellos, ha recordado los delitos de los que los acusa el juez y sus "cambiantes testimonios". En una cita a la información sobre Trashorras que hoy publica EL PAÍS, Rubalcaba ha ironizado: "Hoy le he encontrado un nuevo sentido a la frase del PP cuando pide la verdad a cualquier precio". Al hilo de estos tres implicados, ha recordado la cinta de la Orquesta Mondragón, la mochila y la furgoneta de Alcalá para recordar que "todo vale" en los intentos por crear confusión. Y ha citado a Kipling, que decía que "la primera víctima de la guerra es la verdad". "Ustedes contribuyeron a crear una guerra de mentiras y ahora siguen por ese camino", ha dicho, para añadir que el PP "inventa intrigas y tramas folletinescas" para "tapar sus vergüenzas" y "ocultar la verdad".

El ministro ha sostenido que el atentado está "prácticamente esclarecido", lamentó que el PP haya sometido al Parlamento al "bochorno de sus delirios" y ha opinado que, con esa actitud, este partido se está "convirtiendo en un problema para el conjunto de los ciudadanos". Para el ministro del Interior es una "inmoralidad" que el PP lleve al Parlamento su "teoría de la conspiración" sobre el 11-M. "Sí hubo una conspiración: la que protagonizaron ustedes para intentar engañar a todos los españoles", ha concluido Rubalcaba al término de esta tensa interpelación.