Reportaje:PREMIOS EMMY

Bauer vence a Grey

La serie '24' triunfa en los Emmy y deja sin premio a 'Anatomía de Grey'

El agente Jack Bauer se impuso contra pronóstico a la doctora Meredith Grey. O lo que es lo mismo, la serie 24, que emite en España Antena 3, consiguió el premio Emmy a la mejor serie dramática en detrimento de Anatomía de Grey que, pese a ser la gran favorita de la 58 edición de los oscar de la televisión, con 11 nominaciones, se fue a casa con las manos vacías.

Más información
'Anatomía de Grey', favorita para los Emmy
Los secretos de 'Anatomía de Grey'

Eran ya cinco años en los que 24, una serie que mezcla espionaje, intrigas políticas y terrorismo en tiempo real, optaba al máximo galardón de la televisión estadounidense. Cinco años en los que la unión de público y crítica no conseguía amarrar el Emmy. A la quinta fue la vencida y el triunfo llegó a lo grande: cinco premios en total, incluyendo el de la mejor serie dramática y el mejor actor, para Kiefer Sutherland, que interpreta al agente antiterrorista Jack Bauer.

"Lo de esta noche ha sido un honor, pero también una experiencia que te hace tener los pies en el suelo", ha dicho Sutherland tras su noche de éxito. Al igual que la serie, el hijo de Donald Sutherland ha estado nominado al premio, sin conseguirlo, los últimos cinco años, una racha que tenía ya locos a los críticos y a los quinielistas. El premio a la mejor actriz de drama ha sido para Marisa Hargitay, protagonista de Ley y orden: Unidad de víctimas".

La maldición de 'Seinfeld'

La otra cara de la moneda ha sido para la que todos consideraban favorita, la historia de cuatro médicos internos y sus relaciones en el hospital Grace de Seattle, Anatomía de Grey, que emite Cuatro en España. Sin embargo, la serie de la cadena ABC, que debutaba en los premios, se ha ido con las manos vacías. Todo el mundo esperaba que, esta vez, la gala diese el triunfo indiscutible a un recién llegado, pero no ha sido así.

Sí, en cambio, ha habido premio para una debutante. La serie The office, una sátira sobre el trabajo que se desarrolla en una oficina, se ha llevado a casa el premio a la mejor serie de comedia. Sin embargo, su protagonista, Steve Carell, al que todo el mundo apostaba como mejor actor, se ha quedado sin el premio, que ha sido para Tony Shalhoub -su tercera estatuilla- por su papel de detective obsesivo-compulsivo en la serie Monk.

También en el lado de la comedia, Julia Louis-Dreyfus se ha llevado el premio a la mejor actriz de comedia por su papel en la serie The new adventures of the old Christine, en la que interpreta a una madre divorciada en busca de un nuevo amor. Con este premio, Louis-Dreyfus rompe la llamada "maldición de Seinfeld, según la cual, los actores de esta archiconocida comedia no obtienen galardones fuera de ella.

Kiefer Sutherland posa con premios conseguidos por '24'.
Kiefer Sutherland posa con premios conseguidos por '24'.EFE

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS