Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El alcalde de Torrent afirma que el accidente de metro de Valencia era evitable

El alcalde de Torrent, Josep Bresó, ha asegurado hoy en la comisión que investiga el accidente de metro de Valencia que la línea 1 es "ostensiblemente menos segura" que la 3 y la 5 y se ha mostrado convencido de que en el mercado existen sistemas de seguridad que habrían evitado el exceso de velocidad y, por tanto, el accidente del 3 de julio en el que murieron 43 muertos, la mitad de ellos procedentes de la localidad que rige.

Durante su intervención en la sesión de hoy, el alcalde de la localidad más dañada por el accidente de metro ha trasladado la indignación de los vecinos de Torrent por la "prisa" con la que se está llevando la investigación parlamentaria y ha lamentado que se haya "vetado" la comparecencia de determinados expertos que, a su juicio, podrían aportar luz a la investigación.

Sobre el accidente, Bresó considera "problable" que un tren pueda volcar si dobla la velocidad permitida, pero también se ha mostrado convencido de que existen "mecanismos que pueden impedir al tren alcanzar esa velocidad", y por tanto, de haber estado implantados en la línea 1, se habría evitado el siniestro. Por esta razón, el alcalde socialista espera que la justicia actúe debidamente y que pueda "averiguar qué pasó".

En su intervención, Bresó también ha tenido palabras de agradecimiento por el trato recibido por las víctimas desde la Generalitat y el resto de Administraciones, pero ha denunciado la falta de inversiones. El diputado popular que participa en la comisión, Antonio Clemente, ha preguntado a Bresa por qué no presentó una denuncia o queja formal si consideraba que el accidente era evitable, pero el regidor de Torrent ha argumentado que no ha visto "ninguna actitud criminal por el momento". El ex conseller de Obras Públicas y Transportes, Eugenio Burriel, ha coincidido con Bresó en criticar la actual seguridad en la línea de metro donde se produjo el accidente.

Otras comparecencias

También ha comparecido hoy el también ex conseller de Obras Públicas, Urbanismo y Transportes y actual conseller de Sanidad, Rafael Blasco, quien ha insistido en que los datos que se conocen demuestran que la causa del siniestro fue "el exceso de velocidad apoyado en un error humano".

Por su parte, el director adjunto de Explotación de Ferrocarrils de la Generalitat (FGV), Vicente Contreras, ha reconocido que no está en condiciones de asegurar que ningún otro tren pasará a 80 kilómetros por hora (el doble de lo permitido) por la curva en la que volcó el convoy siniestrado. Contreras no se ha mostrado partidario de instalar balizas en señales fijas, porque, según ha explicado, los sistemas de frenado automático puntual (FAP) no están ideados para proteger la geometría de la vía ni los elementos fijos. Según ha explicado, nadie se planteó poner balizas antes de la curva porque en el comité de seguridad nadie ha presentado nunca una medida o acción en el sentido de proteger esa zona o cualquier otra curva, y ha indicado que hasta ahora la única causa acreditada del siniestro es el exceso de velocidad.

Por otra parte, el catedrático de Transportes de la Universidad Politécnica de Valencia José Vicente Colomer ha explicado en su intervención que existe la "posibilidad teórica" de que el accidente se deba a un error técnico, al considerar que si el tren "no hubiera ido a esa velocidad, muy probablemente no habría pasado lo que pasó".