Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El PSOE asegura que Israel "busca" causar víctimas civiles con sus bombardeos en Líbano

España, a favor de enviar "cuanto antes" a Líbano una fuerza de interposición "eficaz"

El secretario de Organización del PSOE, José Blanco, ha asegurado hoy que las víctimas civiles provocadas por los bombardeos israelíes en Líbano no son "daños colaterales" sino un "objetivo buscado". El dirigente socialista ha condenado las acciones terroristas del grupo libanés Hezbolá y "la desproporcionada respuesta de Israel y sus ataques indiscriminados contra la población de Líbano". El embajador de España en Israel ha tildado estas palabras de "infames".

Al término de la reunión de la Comisión Permanente del Comité Federal del PSOE, Blanco ha dado lectura a una declaración de cinco puntos en la que este partido muestra, además, su apoyo a la iniciativa del secretario general de Naciones Unidas, Kofi Annan, de enviar una fuerza internacional de interposición a la zona del conflicto. El dirigente socialista ha aprovechado además para criticar al líder del PP,Mariano Rajoy, del que ha asegurado que "no le interesa" lo que pasa en el Líbano porque "sólo le interesa, como siempre, insultar al presidente de España".

El análisis que Blanco ha hecho del conflicto entre Israel y Líbano ha despertado la ira del embajador israelí en España, Víctor Harel. Harel ha asegurado que la declaración del secretario del PSOE ha sido la "más infame" desde que comenzó la actual crisis. "Nos está acusando de matar civiles de forma indiscriminada, es decir, matar civiles con intención. Eso es algo que hacer realmente la propaganda árabe, pero no lo esperábamos de quien está al frente de un partido con muchos lazos con Israel y con años y años de relaciones. Que venga el secretario de Organización de un partido, el mismo que organizó la manifestación, a echarnos una acusación de ese carácter, nos deja atónitos", ha dicho.

Zapatero, con palestinos e israelíes

Por la tarde, Blanco ha matizado sus palabras dada la polémica que han suscitado. El secretario de Organización y Coordinación del PSOE ha dicho que el "sentido" de sus afirmaciones fue el de que la "desproporción con que Israel ha respondido a los ataques terroristas de Hezbolá provoca inevitablemente la muerte de civiles". "Por ello el PSOE considera imprescindible el cese inmediato de las hostilidades y la apertura de un proceso de diálogo que conduzca a una paz estable y duradera en la región", ha dicho. "Ése y no otro es el sentido preciso de mis palabras de esta mañana", ha añadido el número dos del PSOE.

Sobre la necesidad del despliegue de una fuerza multinacional en la zona se ha pronunciado también el ministro de Asuntos Exteriores español, Miguel Ángel Moratinos, que ha abogado porque este destacamento internacional "llegue cuanto antes y sea eficaz". Moratinos ha supeditado su apoyo a esta medida a que cuente con el aval de una resolución del Consejo de Seguridad de Naciones Unidas. A preguntas de los periodistas, el ministro ha añadido que viajará a la zona "cuando crea que es el momento".

Esta mañana, el presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, se ha reunido en La Moncloa con representantes de las juventudes del Partido Laborista israelí y del movimiento palestino Al Fatah. Tras conversar durante media hora sobre la crisis bélica, el mandatario español les ha regalado ejemplares de Homero, Ilíada, de Alessandro Baricco. Los jóvenes israelíes (Sharon Erde y Alex Shtendel) y palestinos (Ismail Sommad y Saleh Ali) entregaron a Zapatero una estatuilla de una niña con una paloma de la paz.