El Gobierno asturiano ve "una mano criminal" tras el incendio del parque de Muniellos

Otro incendio arrasa dos hectáreas en el paraje Cerro Trigo, en el Parque Nacional Doñana

El consejero de Justicia y Seguridad del Gobierno asturiano, Francisco Javier García Valledor, ha asegurado hoy que "todo hace pensar" que hay "una mano criminal" detrás del incendio que arde desde la pasada madrugada en las proximidades del parque de Muniellos y que ha quedado controlado hacia las ocho de la tarde. Este robledal es uno de los más extensos de Europa, en el que habitan especies en peligro de extinción como el oso pardo y el urogallo y que ha sido declarado Reserva de la Biosfera.

Más información
Reserva Natural de Muniellos, Asturias

Aunque todavía no se ha concluido la investigación sobre el origen del fuego, "hay un dato muy evidente como es el hecho de que los cuatro focos se inician de forma simultánea", asegura García Valledor. Las llamas se declararon en torno a las dos y media de la madrugada y han afectado a los terrenos que rodean a las localidades Cecos, San Esteban, Centenelas y Boiro, en el concejo de Ibias. Las llamas llegaron a situarse esta mañana a 200 metros del perímetro de seguridad de este espacio protegido, aunque los equipos de extinción han logrado alejarlas hasta situarlas esta tarde a 800 metros de Muniellos.

Pese a estar bajo control los cuatro focos, los incendios permanecerán bajo vigilancia durante la noche y se continuará también enfriando las zonas quemadas para prevenir rebrotes.

Según García Valledor, el fuego había afectado hasta las 12.00 a unas 80 hectáreas de terreno, en su mayor parte de monte bajo y pino y en menor medida de robles, aunque lo importante no es tanto la extensión como el hecho de ser "una zona muy sensible" por su alto valor medioambiental.

También en Ourense

El Ministerio de Medio Ambiente ha enviado esta tarde un cuarto avión anfibio más para unirse a los tres desplazados inicialmente después de que el Gobierno regional asturiano aumentara a nivel 2 la alerta de incendio y pidiera ayuda al Estado. No es la primera vez que esta zona es castigada por el fuego. En octubre de 2004 las llamas arrasaron más de 300 hectáreas de matorral y de bosque del Parque de Muniellos, declarado hace tres años Reserva de la Biosfera por la UNESCO.

Por otro lado, trabajadores del Plan Infoca y del Parque Nacional de Doñana trabajan desde las 17.55 horas en la extinción de un incendio declarado en el Cerro del Trigo, en el interior de este espacio protegido, en el término de Almonte (Huelva). Fuentes del Plan Infoca han precisado que el fuego, que se ha originado por causas que aún se desconocen, ha quedado controlado a las 20.25 tras afectar a dos hectáreas de matorral y pinar. Además, en Ourense han ardido 150 hectáreas de árboles autóctonos en los montes de Amoeiro y quedó interrumpida la circulación de trenes hasta la pasada madrugada, cuando el fuego quedó controlado. Durante 12 horas se quemaron 100 hectáreas de pastizal, matorral y enebros en los municipios abulenses de El Tiemblo, El Barraco y Cebreros, aunque el fuego quedó extinguido a las cuatro de la madrugada.

Pero no es el único incendio declarado en el país. Hasta 200 hectáreas se han quemado en las últimas 24 horas a causa de los incendios forestales. Según datos del Ministerio de Medio Ambiente, un total de 3.309 incendios se produjeron en España durante los cuatro primeros meses de 2006, frente a los 10.347 registrados durante el mismo periodo del pasado año, y los 6.571 contabilizados de media el último decenio. También la superficie arrasada en esos siniestros se ha reducido considerablemente, ya que durante los cuatro primeros meses del año pasado ardieron 37.300 hectáreas, que contrastan con las 12.178 de este año.

Bomberos de Cangas del Narcea, personal de guardería y una empresa forestal luchan contra el incendio cerca de la Reserva Biológica de Muniellos.
Bomberos de Cangas del Narcea, personal de guardería y una empresa forestal luchan contra el incendio cerca de la Reserva Biológica de Muniellos.EFE
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS