Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El PSOE asegura que "no habrá precio político por la paz" y el PP que "nada ha cambiado" en ETA

Los partidos políticos y las asociaciones de víctimas del terrorismo reaccionan ante la entrevista a dos cabecillas de la banda publicada en 'Gara'

La entrevista publicada en el diario Gara con los dirigentes de la banda terrorista ETA ha desatado numerosas reacciones desde todos los partidos políticos. El secretario de Organización del PSOE, José Blanco, ha insistido hoy en que "no se va a pagar precio político alguno por la paz en España" y en que al Gobierno sólo le interesa "lo que no hace" ETA. Por su parte, el portavoz parlamentario del PP vasco, Leopoldo Barreda, ha pedido al Gobierno que quede constancia del contenido de la entrevista en las verificaciones que está haciendo del proceso de paz y que sepa tomar "en serio lo que representa de amenaza".

Durante un acto público en Salamanca para hacer balance de los dos años de Gobierno, Blanco ha declarado que "de ETA nos interesa lo que hace, no lo que dice. Mejor dicho, nos interesa lo que no hace. Y quiero que le quede bien claro, que no se va a pagar ningún precio político por la paz en España". Además, el dirigente socialista ha asegurado que desde el gobierno socialista se trabajará en pro de la paz, tanto en el contexto internacional como dentro del país.

Por otra parte, Blanco ha afirmado que la España actual "está más cohesionada, unida y vertebrada que nunca" con ciudadanos que presentan los mismos derechos y oportunidades vivan donde vivan. "España seguirá avanzando y posibilitando que sus ciudadanos tengan las mismas oportunidades", ha declarado Blanco, quien ha acusado al PP de negarse al avance y desarrollo económico de las autonomías con su negación a los estatutos de Cataluña y Andalucía.

Amenazas de extorsión

Por otro lado, el portavoz parlamentario del PP vasco, Leopoldo Barreda, ha pedido al Gobierno que, en las verificaciones que está haciendo del proceso de paz, quede constancia de los contenidos de la entrevista a ETA y que sepa tomar "en serio lo que representa de amenaza". Así, Barreda ha instado al Gobierno de Zapatero a reaccionar en términos democráticos, "no desde la cesión, sino desde la voluntad de hacer prevalecer los valores democráticos frente a las presiones de ETA". "Deben prevalecer las libertades y los derechos de cada uno de los ciudadanos frente a la amenaza y la extorsión que, párrafo a párrafo, va desgranando ETA en esa entrevista", ha señalado.

Tras reprochar la "auténtica propaganda y despliegue" que se ha dado a un grupo terrorista en la entrevista, ha destacado que ésta viene a ratificar que "nada ha cambiado en ETA, que es la de siempre, con las pretensiones de siempre". En este sentido, ha denunciado que ETA "da cobertura al terrorismo callejero, a los atentados de Barañain o de Getxo, confirma que sigue existiendo la extorsión a la sociedad vasca, a los empresarios o profesionales para la financiación de la banda, así como que la anexión de Navarra y la independencia son condiciones absolutamente fundamentales e irrenunciables para ETA en estos momentos".

A su vez, el eurodiputado y presidente del Partido Popular en el País Vasco, Jaime Mayor Oreja, ha acusado al Ministerio del Interior de elaborar informes "mentirosos" sobre el cumplimiento del alto el fuego por parte de ETA y ha negado que actualmente se esté viviendo un proceso de paz, sino tan sólo una "negociación política con la que ETA pretende alcanzar la autodeterminación".

Asociaciones de víctimas

En este contexto, el Foro Ermua ha pedido al Gobierno que aclare si ha llegado a algún "pacto previo" con ETA, algo que este colectivo cívico entiende que puede deducirse de la entrevista publicada por el diario Gara. El presidente del Foro, Mikel Buesa, ha declarado que lo que dicen los etarras en esta entrevista indica que "todo esto que ha venido ocurriendo en los últimos meses con el alto el fuego forma parte de un pacto previo", algo que sería "gravísimo".

Por su parte, la Asociación de Víctimas del Terrorismo (AVT) ha declarado hoy que ETA evidencia con su entrevista que no estamos en un proceso de paz, sino "en un proceso de rendición y de chantaje a este Gobierno". El presidente de la AVT, Francisco José Alcaraz, ha señalado que lo manifestado por los cabecillas etarras "deja en evidencia al Gobierno" y que, tras la lectura de la entrevista, "el Gobierno no tiene ninguna fuerza moral ni ética para decir que es un proceso de paz, porque es en toda regla un proceso de rendición ante las exigencias de la banda terrorista".

Reflexiones políticas

A su vez, el coordinador general de IU, Gaspar Llamazares, ha declarado que "las reflexiones políticas" de ETA "sólo interesan a su mundo" y se ha mostrado contrario a que la banda intervenga en el diálogo político sobre el País Vasco. Llamazares ha considerado que la entrevista en Gara es "de consumo interno, para el movimiento abertzale", mientras que "el resto", el Gobierno y los partidos políticos, "debemos quedarnos con los términos del alto el fuego permanente y cumplir con nuestros objetivos".

Entre éstos citó acreditar que ese alto el fuego es permanente y, si es así, "abrir un diálogo resolutivo con ETA, que solamente debe incluir lo aprobado por el Congreso de los Diputados: lo que tiene que ver con el desarme y con los presos". Para Llamazares, ese diálogo no debe incluir "nada más, porque con una organización terrorista no hay nada más que hablar". En cuanto a "las reflexiones políticas" que hace ETA en la entrevista, precisó que "solamente le interesan a su mundo", ya que "el resto de fuerzas políticas tenemos claro que ETA no tiene ningún papel en el diálogo y la normalización política".