María José Campanario, detenida con otras nueve personas por fraude a la Seguridad Social

Dos de los diez detenidos han sido puestos en libertad con cargos tras declarar en un juzgado de Jerez

La Guardia Civil de Cádiz ha desarrollado una operación contra una trama que se dedicaba a la concesión irregular de pensiones por incapacidad laboral que ha culminado con la detención de diez personas. Entre los arrestados figura la mujer del torero Jesulín de Ubrique, María José Campanario, y "una persona afín al PSA que lidera Pedro Pacheco", según fuentes próximas a la investigación. Poco antes de las 20.00, dos de los detenidos han sido puestos en libertad con cargos.

Más información
En libertad la suegra de Jesulín de Ubrique tras prestar declaración por la 'operación Karlos'

Estas diez personas, entre las que se encuentra un conocido empresario de Ubrique (Cádiz), J.L.L.F., y un inspector de la Unidad Médica de Valoración de Incapacidades -órgano que decide en último término la concesión de las bajas laborales-, han sido detenidas como presuntas autoras de los delitos de fraude a la Seguridad Social, cohecho, tráfico de influencias y falsedad documental. María José Campanario, que según las fuentes está "directamente implicada en la trama", ha sido detenida este mediodía y trasladada para prestar declaración a la Comandancia de la Guardia Civil de Jerez de la Frontera.

Poco antes de las ocho de la tarde, dos de los detenidos -M.P.C.C., secretaria de la delegación de Urbanismo del ayuntamiento de Jerez de la Frontera y una doctora-, han sido puestas en libertad con cargos tras declarar en el juzgado que investiga el presunto fraude. Los otros ocho detenidos continúan prestando declaración ante el titular del juzgado de instrucción número 2 de Jerez.

La mujer de Jesús Janeiro ha estado en las dependencias de la Guardia Civil hasta pasadas las 17.00 horas, cuando ha sido trasladada en un vehículo gris con los cristales tintados al juzgado de instrucción número 2 de Jerez de la Frontera (Cádiz), donde ha sido puesta a disposicion judicial. En la Operación Karlos, que investiga una trama dedicada a la falsificación de documentos para conseguir incapacidades laborales, también ha sido detenida la secretaria de la Gerencia de Urbanismo del Ayuntamiento de Jerez de la Frontera M.P.C., así como tres médicos, una funcionaria del Servicio Andaluz de Salud, un trabajador que obtuvo la jubilación por incapacidad laboral ilegalmente y un policía local de Prado del Rey (Cádiz), según las fuentes de la Guardia Civil.

24.000 euros

Las investigaciones se iniciaron en el pasado mes de octubre de 2005, después de conocer que podría haber una persona ligada a una trama organizada dedicada a obtener estas pensiones mediante procedimientos ilegales. Según la nota de la Guardia Civil, tras las primeras averiguaciones, los agentes constataron que esa persona contaba con la connivencia de un médico que era, presuntamente, el encargado de supervisar las bajas que facilitan los facultativos de atención primaria, así como otros especialistas que facilitaban y supervisaban las bajas médicas.

Asimismo, los beneficiarios de estas pensiones, "con el objetivo de alcanzar el grado de incapacidad deseada y la consecuente pensión de invalidez", presuntamente abonaban cantidades de dinero que "rondaban los 24.000 euros". Esta cifra era luego repartida entre los implicados y en el caso de que el beneficiario careciese de dinero, "dicho médico les facilitaba una póliza a través de entidades bancarias que posteriormente eran abonadas una vez concedida la pensión".

Alguno de los beneficiarios de la invalidez, que realmente estaban enfermos, desconocían que podían obtener la pensión solicitándola directamente al Ministerio de Trabajo a través del Equipo de Valoración de Incapacidades . Algunos de los detenidos en la Operación Karlos podrían estar relacionados con la Operación Halcón, en la que se investiga una trama dedicada a la emisión y venta de facturas falsas a empresarios del sector de la piel en la provincia de Cádiz, un fraude que podría superar los 40 millones de euros. Entre los registros practicados, la Guardia Civil intervino varios ordenadores y "abundante" documentación que está siendo investigada aún. La operación sigue abierta y no se descarta que se produzcan más detenciones en las próximas horas.

María José Campanario, en una fotografía tomada en 2003.
María José Campanario, en una fotografía tomada en 2003.EFE

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS