Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El Gobierno pone en duda la permanencia de ERC en la Generalitat si no apoya el Estatuto

De la Vega considera que sería una "incongruencia"

La posibilidad de que Esquerra Republicana de Cataluña se niegue a respaldar la reforma del Estatuto autonómico ha desatado un vendaval político con una misma nota de fondo: los socialistas no creen que esa actitud sea compatible con la continuidad del partido nacionalista en el Gobierno de la Generalitat.

ERC ha anunciado hoy que, "con todo el dolor de su alma", votará en contra del texto pactado en la Comisión Constitucional del Congreso. Tras su aprobación hoy, el Estatuto será sometido al Pleno para pasar luego al Senado y regresar de nuevo al Congreso. Una vez validado en el Parlamento nacional, será devuelto a Cataluña, donde además deberá ser sometido a referendo.

La vicepresidenta primera del Gobierno, María Teresa Fernández de la Vega, considera una "incongruencia" que ERC no respalde el texto, y cree que esta postura no durará "mucho tiempo". En su opinión, existe una "dificultad" a la hora de conciliar el rechazo al texto y la integración en "un Gobierno que gestiona con carácter prioritario" la reforma. "Esa es la incongruencia de su posición y lo que tiene que llevar a una reflexión a ERC en cuanto a la posición de futuro que van a mantener, porque es un ejemplo muy claro de una disociación que no es posible mantener probablemente durante mucho tiempo. Tienen que clarificar su posición en relación con el Gobierno y en relación con uno de los proyectos más importante de ese Gobierno, que es el Estatut", ha señalado De la Vega.

Fuentes gubernamentales han señalado a la agencia de noticias Efe en ese sentido que el Ejecutivo considera "incompatible" que ERC no apoye la reforma y continúe en el Gobierno de la Generalitat. En opinión de estas fuentes anónimas, es de "lógica política" que no se pueda conciliar el rechazo o la abstención ante la reforma y la permanencia en el Ejecutivo autonómico, que ERC comparte con el PSC e ICV.

Precisamente el presidente de la Generalitat, el socialista Pasqual Maragall, ha dicho hoy que no ve "justificado" el rechazo de ERC a la reforma, ya que rompe "la presunción de unidad" del Gobierno autonómico. Maragall ha señalado además que ha pedido al presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, que "reúna a los partidos estatutarios" (CiU, PSC, ERC e ICV-EUiA) porque "puede ser útil y clarificador".