Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Bono descarta que vaya a viajar a Angola y subraya que no se dedica a vender armas

Moratinos anunció ayer que el ministro de Defensa acudiría al país africano para respaldar la firma de un contrato similar al suscrito con Venezuela

El ministro de Defensa, José Bono, ha asegurado hoy que no tiene previsto ir "en 2005 ni en 2006" a Angola, al tiempo que ha subrayado que el ministerio que dirige "no se dedica a vender armas ni a vender aviones". Así de tajante se ha mostrado Bono al desmentir el anuncio hecho ayer por el ministro de Asuntos Exteriores, Miguel Ángel Moratinos, de que Bono acudiría a Angola para vender aviones militares. Preguntado sobre la incoherencia de la situación, Moratinos ha asegurado que "no existe ninguna contradicción".

En declaraciones a los periodistas en su visita a la Base de Legión Alvarez de Sotomayor en Viator (Almería), Bono ha señalado sobre las declaraciones de Moratinos, que se encuentra de gira por varios países africanos, que "solamente" tiene la información que ha leído "en los periódicos". Bono ha querido dejar "patente" que no tiene prevista ninguna "visita a Angola", aunque ha precisado que fue invitado por su "colega angoleño en mayo de este año" a visitar el país, a lo que "se le contestó agradeciéndole y diciéndole que ya se buscarían fechas" para el encuentro. El ministro ha añadido que su departamento "no se dedica a vender artículos relacionados con la Defensa ni tampoco el Gobierno de España".

Al tiempo que se producía el desmentido de Bono, Defensa ha emitido un comunicado en la misma línea. Así, el departamento de Bono aclara que el ministro no ha recibido "ninguna petición de apoyo" a los intereses comerciales de empresas españolas del sector industrial de la Defensa en Angola y, por tanto, no tiene previsto participar en ninguna operación de estas características en aquel país. La nota indica, tal y como ha explicado el propio Bono, que en pasado mes de mayo el ministro de Defensa de Angola invitó por escrito a Bono para que visitara oficialmente aquel país, y se contestó agradeciendo y aceptando protocolariamente -"al igual que ocurre con el resto de invitaciones"-, "sin que siete meses después se haya planteado, ni decidido realizar ningún viaje durante el año 2005 ni 2006.

El caso de Venezuela, de "carácter excepcional"

"La invitación al ministro Bono tampoco tenía relación alguna con operaciones comerciales de ninguna especie", subraya el comunicado. Además, apunta que en el caso de Venezuela, Bono estuvo presente en la firma de los contratos entre Navantia y EADS-CASA, atendiendo la petición de empresas españolas y cumpliendo el acuerdo del Consejo de Ministros del día 25 de noviembre, que le encomendó que asistiera al acto en representación y defensa del interés de España. "El contrato entre empresas españolas y el Ministerio de Defensa venezolano tiene un carácter excepcional tanto por el importe de las adquisiciones como, sobre todo, por la carga de trabajo que garantiza para sectores estratégicos de España como son el naval y el aeronáutico", concluye el comunicado.

Desde Angola, y tras entrevistarse con el presidente de este país José Eduardo Dos Santos, Moratinos indicó ayer que Bono prepara una visita "en breve" para reforzar la cooperación en seguridad y defensa y para negociar la venta de aviones de "transporte civil", en concreto aparatos de carga y transporte C-295. El titular de Exteriores subrayó que esta venta de aviones no tendría un carácter militar y que son las empresas españolas y angoleñas las que están negociándola. "La visita del ministro Bono no es para venta militar sino para la cooperación en materia de seguridad y defensa. Hay unas posibilidades de venta de aviones CASA que todavía no está cerrado", hizo hincapié.

El jefe de la Diplomacia resaltó el "interés" de Angola por cerrar esta operación, que se enmarca a su juicio dentro de la "normal relación" de ambos países y de los contactos entre CASA y las autoridades de Luanda. "Un país también necesita aviones civiles y es bueno que si esos aviones son de empresas españolas pues para España mejor. Así que nos tendríamos que felicitar. Es una operación que la llevan las empresas, que está ahí, pero que no ha sido objeto de discusión durante mi visita", apuntó. Al ser preguntado esta tarde por si las declaraciones de Bono suponen una "contradicción" con lo anunciado por él ayer, Moratinos ha afirmado que "no existe ninguna contradicción". El titular de Exteriores ha insistido en que sus comentarios de ayer se referían a que "había interés de las empresas en esa operación de carácter comercial de aviación" y que esta "operación comercial entre empresas" puede interesar "más o menos" a ciertos Ministerios.