Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Chaves anuncia la retirada de las competencias urbanísticas al Ayuntamiento de Marbella

La alcaldesa afirma que se defenderá "con todas sus armas" y acusa a la Junta de dejación

El presidente de la Junta de Andalucía, Manuel Chaves, ha anunciado esta tarde que, cuando entre en vigor la nueva ley autonómica de Suelo, cuya aprobación está prevista para el próximo 12 de diciembre, se iniciarán "los trámites y el expediente necesario para la retirada de competencias en urbanismo al Ayuntamiento de Marbella". De llevarse a cabo esta medida, sería la primera vez en la historia del Estado de las Autonomías que un gobierno regional retira competencias a un ente local.

Chaves, que se ha reunido en esta localidad malagueña con cargos orgánicos e institucionales del PSOE para "hablar sobre la situación política y económica de Andalucía", ha señalado en rueda de prensa que la Junta "se ha visto obligada a impugnar a este equipo de gobierno más actuaciones de las que se impugnaron a los anteriores equipos de gobierno" municipales del Grupo Independiente Liberal (GIL), liderados por Jesús Gil y Gil y Julián Muñoz. Según el presidente andaluz y presidente del PSOE, "las actuaciones que está llevando a cabo el equipo de gobierno hacen imposible que se avance en relación al nuevo Plan General de Ordenación Urbana (PGOU)" de Marbella, "plan que la ciudad necesita urgentemente".

Chaves ha argumentado que, al igual que el gobierno de Gil y Muñoz, el actual equipo, presidido por la alcaldesa Marisol Yagüe, "ha incumplido la legalidad urbanística y no ha acatado ninguno de los autos y sentencias judiciales" contra obras en construcción. A su juicio, "no existe voluntad de enmienda" por parte del gobierno de Yagüe, ya que, "siguen concediendo a través del silencio administrativo u otra vía, licencias ilegales, ni revisan licencias concedidas tras la anulación del Plan del 98". Chaves ha subrayado que, mientras el Ayuntamiento marbellí no cumpla con la legalidad, la Junta seguirá adelante "con el expediente". Pero, "si se termina y se retiran las competencias", la Junta no tendría "ningún inconveniente en devolver las competencias" en caso de "cambio político en las próximas elecciones".

Yagüe se defiende

No obstante, ha puntualizado que la concesión de licencias seguirá en manos del Ayuntamiento y que la Junta únicamente asumirá las competencias en planificación y firma de convenios. En cuanto a las acusaciones del PP, que en reiteradas ocasiones han señalado a la Junta como connivente y cómplice de la política urbanística en Marbella, Chaves ha respondido: "Yo ni he firmado convenios, ni he dado licencias. Siempre he luchado contra planes ilegales que posteriormente la ley me ha dado la razón". En este punto, ha recordado que, desde 2003, "los tribunales nos han venido dando la razón", y también las cien licencias impugnadas por parte de la Junta. En cuanto a las próximas elecciones y su partido están "redoblando" los esfuerzos para que Marbella "pase página".

"Esta etapa, en mi opinión, ha durado mucho tiempo y principalmente ha afectado gravemente a la actividad económica de la ciudad, ante la situación de desconfianza creada en el sector", ha añadido. Marbella "se ha descompuesto en las últimas semanas, resultado de la descomposición del anterior equipo de Gobierno", lo que ha llevado al Consistorio a una "situación insostenible, que no es lógica, ni explicable". En este sentido, ha recordado que hay 18 ediles imputados en diversas causas, principalmente por delitos urbanísticos. Tras conocer la noticia, Marisol Yagüe ha manifestado que el Ayuntamiento se defenderá "con todas las armas jurídicas y toda la maquinaria" de la retirada de competencias anunciada por la Junta, a la que ha acusado de "dejación de funciones".

Yagüe ha asegurado que esta medida es "un aviso a navegantes", ya que "después irán otros municipios". La alcaldesa ha indicado que "el mal urbanístico no sólo está en Marbella, que lo hay, pero también lo hay en otros municipios costeros en cualquier punto de Andalucía, algunos gobernados por ellos", en referencia al PSOE. Frente a "muchas mentiras", ha asegurado que su equipo no ha dado "ninguna licencia que no sea del Plan de 1986" y que "lo que había de atrás lo tenían que haber arreglado antes". Y ha añadido que la Junta "ha hecho dejación de funciones en corporaciones anteriores y ahora quieren tomar medidas" y que el actual gobierno local trata de "enmendar esto sin dar licencias que no sean del 86, aun pasando por dificultades económicas tremendas".