Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
ACCIDENTE MORTAL EN LAS OBRAS DE UN VIADUCTO

Caldera apunta a la "fatiga de los materiales" como causa del derrumbe del viaducto de Granada

El ministro llama a la "prudencia" hasta que las investigaciones determinen las causas del siniestro

El ministro de Trabajo, Jesús Caldera, ha visitado esta mañana las obras de la autovía del Mediterráneo en Torrecuevas, donde ayer perdieron la vida seis trabajadores al desplomarse una estructura metálica usada para la construcción de un viaducto. Allí ha dicho que los indicios apuntan a que el siniestro se pudo deber a la "fatiga de los materiales" o a un "fallo técnico". No obstante, ha dicho que hay que ser "prudente", recordando que hay tres investigaciones en marcha -la de Fomento, la judicial y la de la Inspección de Trabajo- que determinarán las causas. También ha asegurado que la cadena de subcontrataciones entre empresas no merma la responsabilidad de la empresa adjudicataria y que el Gobierno trabaja para que estas cadenas no afecten a la precariedad laboral.

Tras visitar las obras, Caldera ha concedido una entrevista al programa Hoy por hoy de la Cadena SER. Sobre las causas del siniestro, el ministro ha querido ser cauto, por lo que ha reiterado que éstas no se conocerán con certeza hasta que acaben las tres investigaciones que se han puesto en marcha: la de Fomento -"que ha ordenado paralizar las obras de todo el tramo"-, la judicial -que ha ordenado paralizar las obras en el punto del accidente- y la de la Inspección de Trabajo. En todo caso, ha aventurado que, tras los datos recabados sobre el terreno, "no lo puedo asegurar, pero todo apunta a un fallo técnico o en la resistencia de los materiales".

En todo caso, ha dicho que no hay "ninguna denuncia" contra la empresa que realizaba las obras -la portuguesa Douro Montemuro- y que "aparentemente" se cumplían las "normas sobre accidentes laborales". Una vez más, se ha remitido al resultado de las investigaciones en este punto.

Cadena de subcontratas

Caldera ha descartado que el hecho de que se produzcan, en esta y en otras obras, cadenas de subcontrataciones -el conjunto de empresas adjudicatarias la encargó a una empresa que a su vez la subcontrató a otra- supongan un "descontrol" que favorezca el que se produzcan accidentes. Caldera ha subrayado que "la responsabilidad es siempre de la empresa principal", aunque ésta la subcontrate a otra y que esa responsabilidad es "solidaria", es decir, que si la empresa a la que se subcontrata no se puede hacer cargo de la tarea, es la empresa principal la que debe responder. "Otra cosa es que la cadena de subcontrataciones puede afectar a la precariedad de los trabajadores o que estos tengan menos formación". No obstante, ha señalado que en este caso, los trabajadores portugueses fallecidos cobraban "por encima de la media" del sector, lo que indica que se trataba de empleados con la formación adecuada.

Caldera ha querido señalar que el Gobierno del que forma parte "intenta que la cadena no afecte a la precariedad y de que se cumplan las medidas de formación y seguridad" pertinentes sin merma de la seguridad. "Es lo que este Gobierno ha propuesto" a los agentes sociales en la negociación de la reforma laboral que tiene en marcha. Según el ministro, "la política del Gobierno en cuanto a accidentes laborales se adoptó de acuerdo con los empresarios y los sindicatos" y que desde que Gobierna el PSOE, se han "aumentado los fondos para la prevención de riesgos laborales", lo que ha supuesto que la siniestralidad no haya aumentado en los años de Gobierno socialista pese a que hay un "millón más" de trabajadores. No obstante, ha señalado que eso no le "consuela", porque se trata de una "tarea que debe ser sostenida".

Muerte por impacto violento

Los forenses, que han realizado las autopsias a los seis trabajadores muertos en el viaducto granadino, han determinado que las muertes se debieron a "un shock hipobolémico debido a un impacto violento que generó lesiones mortales de necesidad". Así lo ha explicado la directora del Instituto de Medicina Legal de Granada, María Dolores Calvo.

Calvo ha añadido que tres de las familias de los fallecidos portugueses, naturales de Paredes, al Norte del país, ya han sido localizadas, pero aún se desconoce si se trasladarán a Granada o esperarán la repatriación de los cuerpos, situación que también se repite con la víctima mortal española, Eduardo Ayaso Sobrido, natural de Ribeira (La Coruña). Los demás fallecidos, todos portugueses, han sido identificados como Paulo Machado Fernández, Marcio Ferreira Meneses, Antonio Francisco Albes Barros, Francisco Silva Soares y Joaquín Pacheco Morreira.

Más información