Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Un obrero relata el accidente: "Ví que venía todo volando"

Fomento abre una investigación sobre el desplome que dejó seis muertos en Granada

Manuel Rodríguez, de 62 años, lleva 13 meses trabajando en las obras del viaducto de la autovía del Mediterráneo que ayer se desplomó matando a seis obreros. Ayer también estaba allí, y ha relatado a la Cadena SER cómo sucedió todo. "Miré para arriba y ví que venía todo volando", ha explicado. Fomento ha abierto una investigación y el ministro de Trabajo ha visitado hoy la zona.

Manuel asume que tuvo mucha suerte, porque a su lado cayó un hierro de la plataforma "bastante grande". También dice que pudo ser peor, y que la caída de la plataforma usada en la construcción del viaducto pudo matar a más trabajadores que en ese momento hacían hormigón en la planta que había justo debajo del viaducto.

Precisamente de esto se queja Manuel. Asegura que la planta de hormigón se colocó justo debajo "por no expropiar más terreno". Después de lo de ayer, ha dicho, uno vuelve al tajo "sin chispa de ganas, porque lo tiene uno que hacer".

Sobre este punto, el ministro de Trabajo, Jesús Caldera, ha puntualizado que la planta hormigonera no estaba exactamente debajo de la estructura derrumbada. "Se trata de una autovía, que tiene dos carriles y la planta estaba debajo del carril izquierdo, mientras que la estructura que se derrumbó era el derecho".

Caldera habla de "fallo técnico"

El Ministerio de Fomento ha abierto una investigación sobre el desplome y esta mañana ha acudido al lugar del accidente el ministro de Trabajo y Asuntos Sociales. Jesús Caldera ha sido prudente a la hora de buscar culpables y en declaraciones a la Cadena SER ha asegurado que, a falta de las conclusiones de las tres investigaciones que hay abiertas, la tragedia pudo estar relacionada "con un fallo técnico o con la resistencia de los materiales".

El Ministerio de Fomento adjudicó esta obra en 2002 a una unión temporal de empresas (UTE) que subcontrató la construcción del viaducto a una firma gallega. Ésta a su vez encargó el trabajo a una empresa portuguesa. Las empresas adjudicatarias han asegurado que la estructura que se desplomó había pasado todos los controles de seguridad.

El instituto de medicina legal de Granada va a practicar hoy la autopsia a los cuerpos de los seis obreros fallecidos.