Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

El trasvase del Tajo para regar Murcia abre una brecha entre el Gobierno y Castilla-La Mancha

De la Vega asegura que se trata "riego de socorro para minimizar los efectos de la sequía"

La huerta murciana se regará con agua del Tajo. El Gobierno ha autorizado hoy un trasvase de 18 hectómetros cúbicos a la cuenca del Segura como "riego de socorro" para minimizar los efectos de la sequía en la agricultura. En septiembre ya se autorizó un trasvase de 39 hm cúbicos pero sólo para abastecimiento de la población. El presidente de Castilla-La Mancha, José María Barreda, ha criticado con dureza la medida, que va a recurrir ante el Tribunal Supremo.

Según ha explicado la vicepresidenta primera del Gobierno, María Teresa Fernández de la Vega, la decisión se ha tomado tras estudiar un informe de la ministra de Agricultura y ha precisado que dicho desembalse forma parte de los 60 hectómetros cúbicos que se aconseja razonable trasvasar para riegos en el conjunto del año hidrológico que acaba de comenzar.

El Gobierno ha reiterado con esta decisión la línea marcada en anteriores Consejos de Ministros y ha asegurado que tiene en cuenta la solidaridad de todas las regiones de España. Además, advierte de que, a pesar de las últimas lluvias, continuamos viviendo una situación de excepcional sequía.

Dura discusión

La reacción ha sido muy crítica desde Castilla-La Mancha, la región de donde saldrá el agua hacia Murcia. En declaraciones a la cadena COPE, Barreda ha afirmado que la semana pasada mantuvo por teléfono una fuerte discusión con la ministra de Medio Ambiente, Cristina Carbona, por la nueva derivación para regadío del trasvase Tajo-Segura. El jefe del Ejecutivo castellano-manchego, ha explicado que un año de "extrema sequía" ha puesto de manifiesto las "deficiencias conceptuales" de este trasvase, alegando además que en Murcia "han comprendido que su desarrollo sostenible no puede basarse sine die en un recurso lejano y escaso".

En su conversación con Carbona, Barreda le explicó que lo "prudente" sería mantener la reserva por si continúa la sequía y ello provoca problemas de abastecimiento en Castilla-La Mancha y en Madrid. En este sentido ha confirmado que la semana que viene mantendrá un encuentro con la presidenta de esta Comunidad, Esperanza Aguirre, para tratar conjuntamente los problemas de abastecimiento.

Barreda ha recordado que Castilla-La Mancha, según la ley, tiene prioridad tanto por disponer de la cuenca cedente como por requerir agua para consumo humano y ha insistido en que en Murcia deben plantearse otras alternativas como la desalación del mar, un recurso del que "ellos disponen pero nosotros no". "La situación actual es difícil de entender", ha explicado, porque el canal artificial del trasvase Tajo-Segura circula más volumen de agua que por el cauce ordinario. En rueda de prensa, la consejera de Obras Públicas, María Encina Álvarez, ha anunciado que el Gobierno de Castilla-La Mancha recurrirá ante el Tribunal Supremo el trasvase.