LOS PROBLEMAS DE LOS INMIGRANTES

Helicópteros de la ONU buscan a 40 subsaharianos abandonados en el desierto por Marruecos

Médicos sin Fronteras alertó de la situación de los inmigrantes tras contactar por teléfono con uno de ellos

Madrid / Rabat - 13 oct 2005 - 19:34 UTC

Dos helicópteros de la Misión de las Naciones Unidas para el Referéndum del Sahara Occidental (MINURSO) sobrevuelan el sur de Marruecos, cerca de la localidad de Smara, en busca de un grupo compuesto por al menos 40 subsaharianos abandonados por las fuerzas marroquíes en el desierto tras intentar sin éxito saltar a Ceuta y Melilla.

Más información

Médicos sin Fronteras (MSF) solicitó ayer la movilización de las fuerzas de la Minurso desplegadas a ambos lados del muro minado que separa el territorio marroquí del controlado por el Frente Polisario tras contactar telefónicamente con los inmigrantes clandestinos, los cuales explicaron que su situación era muy precaria, ya que carecen de agua y alimentos, lo que podría haber causado ya la muerte a uno de ellos.

Médicos Sin Fronteras estableció la semana pasada un campamento en Aouina-Souatar, una aldea bereber cerca de Bouarfa donde atendieron a decenas de inmigrantes que fueron enviados por las autoridades marroquíes al desierto del Sahara heridos tras los asaltos masivos a la valla en el perímetro fronterizo con Melilla.

Mientras tanto, Marruecos continúa realizando misteriosos desplazamientos de autobuses cargados de inmigrantes. Unos 200 subsaharianos fueron traslados ayer desde Nador, ciudad vecina de Melilla, hasta un cuartel de Guelmine, al sur del país. Más de mil, algunos de ellos heridos, permanecían encerrados en la base militar de Berden, en la cercana ciudad de Buizarkane. En un cuartel de Dajla, al sur del Sáhara Occidental, había dos centenares más y otros 120, en un recinto militar de Bir Gandul, junto a la frontera con Mauritania. Las autoridades marroquíes impidieron el acceso de los doctores de MSF a todas esas instalaciones.

La mediación del Rey

La conversación en la que el Rey pidió a Mohamed VI colaboración para frenar la presión migratoria sobre la frontera de Ceuta y Melilla no fue a instancias del presidente del Gobierno, sino únicamente en virtud de la relación "fluida, frecuente" entre ambos monarcas, según ha aclarado hoy la vicepresidenta del Gobierno, María Teresa Fernández de la Vega. La número dos del Ejecutivo ha dicho que la mediación del monarca, revelada ayer por el ministro del Interior marroquí en una cena con periodistas, es una muestra de la relación "muy buena, fluida y muy frecuente" entre las casas reales de ambos países.

"Es habitual que los Reyes de Marruecos y de España hablen de este tema y de cuantos otros temas a veces están en la vida política de los dos países", ha remarcado. "El mejor embajador de España es el Rey", ha apostillado De la Vega.

Un inmigrante muerto en Almería

Un inmigrante murió la pasada madrugada en una playa de Adra (Almería), al parecer ahogado cuando intentaba llegar a tierra a nado. Viajaba en una patera con medio centenar de personas, según fuentes de la Subdelegación del Gobierno en Almería. Hacia las 22.00 de ayer, la Guardia Civil tuvo conocimiento de la presencia de una patera en la costa de Adra, que avanzada la madrugada llegó a una playa de difícil acceso y con un terreno escarpado, donde los inmigrantes comenzaron a saltar al agua.

Lo más visto en...

Top 50