Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
LA REFORMA DEL ESTATUTO CATALÁN

Rajoy afirma que Zapatero ha "engañado" a sus votantes al promover el Estatuto

El líder del PP acusa al presidente del Gobierno de haber impulsado un texto que rompe el consenso de la Transición y "trocea la soberanía nacional"

El líder del PP, Mariano Rajoy, ha acusado hoy al presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, de haber "engañado" a sus votantes y de haber "incumplido sus obligaciones" por haber impulsado un Estatuto para Cataluña que rompe el consenso de la Transición y con el cual "la soberanía nacional queda troceada".

Ante dirigentes y militantes de su partido reunidos en el Foro del Agua, Rajoy ha subrayado que el proyecto de Estatuto "rompe la igualdad entre españoles", y ha apuntado que muchos piensan que Zapatero "no garantiza la vigencia de la Constitución española ni la integridad territorial de las fronteras de España".

El presidente del PP ha alternado en su discurso las reflexiones sobre el contenido de la reforma del Estatuto, a su juicio inconstitucional en muchos aspectos, con los ataques a Rodríguez Zapatero, sobre el que ha dicho: "Un irresponsable, por muy presidente del Gobierno que sea, no le va a ganar a la inmensa mayoría de los españoles".

Rajoy ha querido dejar claro que sus convicciones le permitían "decir lo mismo en Barcelona, en Madrid y en mi pueblo", y ha trasladado su felicitación al PP de Cataluña, única fuerza política que se ha opuesto al proyecto estatutario aprobado ayer, por haber defendido "a los catalanes y al resto de los españoles". Al contrario, ha recriminado el comportamiento de los restantes partidos que han suscrito la reforma, por el "espectáculo" que han dado, y se ha referido a la sorpresa que supone que CiU respalde "la norma más intervencionista que existe en este momento en la UE".

"Este Estatuto separa a Cataluña de España, fija un modelo de sociedad en el que no creen la inmensa mayoría de los catalanes e impone un corsé brutal a una de las sociedades más dinámicas que yo he conocido y cuyo crecimiento económico dificulta", ha aseverado. En su opinión, el presidente del Gobierno, en tanto que impulsor de la modificación del Estatuto, es responsable de "romper el principio de igualdad entre los españoles".

De aprobarse este texto, ha explicado, los políticos catalanes podrán decidir "sobre lo que pasa en Jaén o en Zamora, sobre sus finanzas, su sanidad su educación o sus derechos, pero las Cortes Generales no podrán decidir sobre los servicios públicos de Cataluña", algo que no ocurre "en ningún país del mundo". Además, ha manifestado, con esta propuesta de Estatuto "la soberanía nacional queda troceada" porque las competencias del Estado en Cataluña se deberían decidir en una comisión bilateral sin que los diputados del Congreso "puedan decir esta boca es mía".

Para Rajoy, el Estatuto catalán supone "una reforma encubierta de la Constitución" y como tal debería tramitarse en el Congreso, es decir, exigiendo una mayoría de dos tercios para su aprobación en vez de la mayoría absoluta requerida para las leyes orgánicas. El líder del PP ha anunciado, como ayer lo hizo el secretario general de los populares, Ángel Acebes, que si el Estatuto no se tramita como reforma constitucional, pedirá la convocatoria de elecciones generales, porque "42 ó 43 millones de españoles tienen derecho a opinar" sobre una reforma de este calado que "no iba en el programa electoral con el que el PSOE concurrió a las elecciones".

Rajoy ha recordado que antes de la discusión del plan Ibarretxe ofreció un acuerdo a Zapatero, que aceptó, para que los grandes asuntos de Estado contaran con el concurso de los dos principales partidos nacionales, y le ha acusado de no haberlo cumplido "porque cedió ante Maragall" y sus socios catalanes.